Solemos idealizar el amor, solemos depender de él, solemos poseerlo para amarlo, solemos herirlo, solemos olvidarlo con otro, solemos programarlo, solemos corromperlo, solemos soñarlo, solemos engañarlo, forzarlo, destruirlo.

Te engañas a ti mismo, cuando dices que me amas. Solo pretendes hacerlo, oigo mentiras cuando abres tu boca. Me tomo un tiempo admitir que no soy la persona que amas, deje de ser quien era para complacerte para poder ser parte de tu vida. Que tonta fui, ¿de que me sirve a mí ser quien no soy para que tú puedas finalmente aceptarme para ser parte de tu vida?.

Me canse, me aleje de mis amigos, de mi familia, me aleje de mí de lo que soy, solo por querer complacerte, fuiste todo para mí y puedo decirte que yo realmente ame cada uno de tus defectos de tus manías, ame la personas que eras y la que eres hoy, siempre confié en ti, siempre te apoye cuando necesitabas una palabra de aliento, siempre te di alas para que cumplieras tus sueños, te amé tanto que nunca quise atarte a estar junto a mí.

Pero tú por el contrario, solías cortarme las alas cada vez que quería crecer, desconfiabas de mí sin ninguna razón, tus celos posesivos se apoderaron de ti y me alejaban cada vez más  de las personas que amo. Dicen que cuando hay celos hay amor, puras falacias! Detrás de los celos, no hay confianza, existe el miedo a la soledad, existe la inseguridad en sí mismos y por lo tanto en los demás, existe el egoísmo. Nosotros como seres humanos usamos las excusas para opacar nuestros miedos, nuestras debilidades, para fortalecer nuestras mentiras.

 

No era feliz, pensaba cada movimiento, cada palabra, cada gesto, para seguir siendo esa chica que siempre soñaste, viviste un sueño del que yo quería escapar, te amé tanto que deje a un lado esa vocecita que dentro de mí, me decía, él no te ama por quien realmente eres, el ama la persona que construyo y que tu permitiste que construyera, huye.

Fuiste egoísta, mentiroso, posesivo, miedoso. Pero aunque tarde un poco en darme cuenta hoy decido amarme, como tú no lo hacías, hoy decido tomar la soltería como el arma contra la mentira, y no es que no crea que alguien pueda amarme, No!. Simplemente puedo decir que antes que esperar que otro me amé, me amare! Me complaceré en ser la persona que siempre he sido, pero mejor, amare cada parte de mi cuerpo, de mi mente, de mi alma, y cuando esté intentando ser alguien que no soy, me iré. Cuando alguien me prohíba con sus gestos y acciones estar con las personas que amo, me iré y cuando sepa que no soy feliz, tomare vuelo para empezar de nuevo.

Quisiera gritarle al mundo, que no soy feliz!, que mi vocecita interior quiere salir.

Me siento mal, pues no quiero herirte, yo te quiero, pero lo que yo siento por ti no va más, me he dado cuenta que mientras estoy de tu lado soy otra. Me desconozco y me pregunto ¿Qué ha pasado conmigo? Esa mujer feliz, independiente, inteligente, con sueños y metas, ¿Dónde está?, ¿qué paso con ella?.

Me aleje de las personas que más quería, solo por tus malditos celos enfermizos, por tu falta de seguridad, porque sabias que podría estar con cualquiera, sabias que tú siempre caías y por eso desconfiabas de mí, desconfiabas!, no sé cómo pude ser tan inocente de no darme cuenta que lo que quieras de mí era que fuera la persona que siempre te imaginaste que estaría a tu lado, y por tus ideales banales y poco cuerdos, fui yo quien dejo de ser la personas de siempre para tratar de encajar en tus sueños.

tumblr_lgosjblbVD1qfxlego1_400_large

Pero lamento decirte que me canse, he vivido una vida llena de mentiras, pues te he dicho que te amo cuando realmente solo tengo miedo del que dirán, tengo miedo de que cuando te vayas me duela, me engaño todos los días pero realmente en todo el día pienso en él. Cuando estoy junto a ti, siento un gran vacío, pues encontré mi libertad!, amo cada pedazo de mi ser, cada uno de ellos, fue construido por una herida, un recuerdo, un temor, una experiencia, una sonrisa, una sorpresa, una lagrima que hizo de mí, una mujer más fuerte.
Sé que la perfección no existe y no quiero sonar egocéntrica, pero cada parte de mi cuerpo, de mi mente, de mi alma me encanta.
Amo cuando siento temor, pues siempre lo supero, y el éxtasis que logro sentir es inexplicable.
Amo cuando prefiero dormir cuando no se supone que debería hacerlo, pues romper esos esquemas y programaciones me hacen disfrutar de cada paso hacia mi libertad.
Amo conocer lo desconocido pues mis prejuicios se desmoronan, abren mi mente a diferentes dimensiones que hacen de mi un ser más consciente, más sensible, más inteligente.
Amo perder el control, ser rara, amo no entender el porqué de las cosas que hago, pues eso hace de mí una mujer espontanea, real, sincera.
Amo la cursilería, es lindo saber que alguien puede sacar de lo más profundo de mi alma, la poesía en la mañanas frías, en los días oscuros.

Por: Caroline Mosos Muñoz

 



     Compartir         Compartir