Me siento de una manera extraña cada vez que estás o no estás a mi lado. Cuando estas a mi lado quisiera que el tiempo se hiciera eterno, que el momento se guardará como una escena en un bucle que jamás se extinguiera, pero en ocaciones no sé lo que ese miedo que siento en lo secreto hace en mí. Tengo miedo que un día te alejes, que un día te vayas de mi lado y que todo lo que has prometido, que todo lo que me has dibujado en la mente hayan sido solo mentiras, solo una farsa, una obra que puede llegara su fin. tengo miedo de que nada de esto este pasando, de que todo lo que me has dado, de que todo lo que me has entregado solo haya sido un tipo de juego, un tipo de burla. Es en ese momento cuando ese miedo asecha que comienzo a odiar amarte, odio depender de ti, odio pensar en ti, amarte de una manera que es difícil de comprender y muchas veces hasta difícil de lidiar.

Cuando no estas a mi lado solo pienso en todas esas cosas que puedes ocultarme, todas esas cosas que no puedo ver, que no puedo disfrazar, las cosas que están tan dentro de ti, tus sentimientos, tus pensamientos, tus deseos, todo eso que no puedo tocar y muero por saber y entender. Odio cuando esas cosas pasan, odio cuando te extraño y no puedo hacer nada para acortar la distancia. ¿Enfermedad? u  ¿obsesión? No lo sé, solo sé que odio sentirlo, que odio quererte de esta manera.

Amo estar a tu lado, amo tú sonrisa, tu mirada cada vez que puedo encontrarme con ella. Amo todo lo que está en ti, amo amarte y a la vez odio hacerlo, es complicado. No puedo ni yo misma comprender la guerra que siente mi corazón y mis sentimientos, esa guerra que quiero parar, esa guerra que quiero ganar y quedarme con lo mejor, quedarme con el mejor sentimiento que es el amor y la confianza. Quiero confiar en cada una de las palabras que tengo el placer de escuchar cada vez que te acercas a mi oído. Quiero confiar en tu mirada, quiero confiar en que esa mirada, ese brillo que tienes en tus ojos solo yo puedo lograr sacar, que yo soy tu inspiración como tantas veces me lo has dicho ya. No quiero perderte eso es verdad, pero tampoco quiero asecharte ni acorralarte con mis pensamientos obscuros que solo logran descontrolado mi mente y mi corazón. Quiero dejar de sentir ese dolor que produce un futuro sin ti, dejar de pensarte como un ave que algún día tomará su propio vuelo sin mí. Quiero dejar de pensar en esa soledad que me llena de temor, de vacíos que solo tú logras llenar con tus caricias, con tus besos y con cada palabra que reservas para mí.

Te amor y me gusta hacerlo y por eso es que quiero dejar de aborrecer este sentimiento que me llena el alma y que me hace tan vulnerable a ti.

 



     Compartir         Compartir