Dices que la culpa es mía por marcharme sin luchar, por rendirme, por no aferrarme un poquito más; dices que soy yo la que está fallando a la promesa de adorarnos, de no separarnos jamás, dices incluso que soy cobarde por tomar mis maletas y cerrar de tajo con todo este cuento que al  final fue un engaño que manejaste con excelsa habilidad.

presos

La verdad es que en este punto, ya no tengo deseo alguno por alegar, por defender razones, ni gastar palabras que al final no comprenderás; pues sé de ante mano que en tu pensamiento absurdo y egoísta solo hay espacio para lo que sientes, para lo que piensas, para lo que deseas lograr, sé perfectamente que para ti,  seré solo yo la que se equivoca, la que comete errores por no ir acorde con tus ideas, con sueños, con tu forma de actuar.

¿Sabes? , la verdad de todo, es que me he cansado de luchar por ser aquella que ha de cumplir con  el prototipo de tu mujer ideal, me he cansado de los sin sabores que quizá sin darte cuenta me has hecho  pasar, siempre exigiendo de mí un poquito más, tratando de cambiarme, siempre inconforme con mi natural forma de amar.

Te lo digo con sinceridad, te amo con el alma, pero para ser franca, necesito recuperar mi esencia, ese brillo en mi mirada que se ha opacado de a poco a poco , en esta turbia relación que se volvió para mí un túnel oscuro, un pozo sin salida, un tumulto de inseguridades que me hunde cada vez más.

No, no quiero sonar como víctima, reconozco que el error fue mío, sobre todo por callar, por hacerte creer que era feliz contigo, pero te juro que yo misma caí en el engaño y termine por convencerme de que  a tu lado, había encontrado mi lugar…

tumblr_lvpu9iwKXB1r7g3y2o1_500

Me marcho esperando que entiendas que este no es como tú dices un acto de cobardía, es por el contrario un acto total de valentía, de atreverme a dejar esta zona de confort que me consume, que limita mis sueños, mis ganas de reír,  y lo más triste, mis ganas de seguir amándote, mis ganas de quererme a tu lado quedar…

Nunca dudes que te quiero, pero cariño… debes de saber que no renunciaré  a ser  feliz, que me amo y me amaré siempre,  un poquito más.

 

Escrito por:    Señorita Libélula.

 

 

 

 

 

 

 



     Compartir         Compartir