Sé que ya te has dado cuenta de tu error, sé que intentas por todos los medios justificar tus actos de amor por él, sé que por dentro tienes una lucha interminable entre tus sentimientos y tus pensamientos, y que por lapsos cortos tienes la lucidez de terminar con él, pero en el momento preciso en que lo vas a hacer no te atreves, sigues repitiéndote una y otra vez que él va a cambiar, que él va a terminar respetándote y amándote, solo porque es lo que te dice una y otra vez después de haberte hecho daño, ¿pero cuantas veces te lo ha dicho antes y dime en que ha cambiado en realidad?

Solo quiero decirte que no estás sola, siempre hay personas a tu alrededor esperando a que entres en razón y pidas su ayuda, también quiero decirte que pasé por una situación similar y que entiendo bien cómo es que te sientes en este momento, no estoy diciendo que vivimos exactamente lo mismo, pero en esencia así es, ambas tuvimos la mala fortuna de encontrarnos con un mal hombre al que le entregamos todo hasta sentir que sin él nos quedaríamos vacías, pero esto no pasara, tu esencia te pertenece y aunque tomará un tiempo recuperarte por completo lo harás, eso te lo puedo asegurar.

Solo quiero ayudarte a entender un poco mejor porque es que a pesar de todo lo que él te ha hecho no dejas de amarlo, incluso lo justificas en cada ocasión posible, hay una enfermedad psicológica llamada Síndrome de Estocolmo, la desarrollan principalmente las personas que fueron secuestradas, violadas o retenidas en contra de su voluntad, las personas que la llegamos a padecer desarrollamos un vínculo de complicidad y afectivo muy fuerte con nuestro agresor, es por eso que a pesar de todo el daño que te ha hecho tu sientes que no lo dejas de amar, incluso puedes creer que estas con él porque se trata del amor de tu vida, porque nunca habías sentido algo así por nadie en tu vida, pero afortunadamente no se trata de eso, sino simplemente de una desorden psicológico que nos ha tendido una trampa de la que se siente que no se puede y no se quiere escapar.

Es momento de que tomes valor y sigas adelante con tu vida, sana y después vive un amor real, no es malo tropezar, pero encariñarse con la piedra si.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir