Un día te rompen el corazón, literalmente, te deja la persona que más querías, por la que diste tanto e hiciste tanto y como les pasa a muchos… Lo pasas mal, sufres, lloras piensas que se puede morir de amor y tú lo vas hacer, que no sabrás vivir sin esa persona. Sientes que vas cayendo en un pozo del que sabes cómo vas a salir, buscas el porqué, lo que hiciste mal, en que pudiste fallar. Te haces mil preguntas ¿Pude dar más? ¿Podía haber estado más atento? ¿Darle más espacio? Todo te corrompe, todo te mata un poco más por dentro.

El tiempo va pasando y las personas también, conoces a chic@s y nada, no encuentras aquella persona adecuada que te llegue al corazón, puedes tontear un tiempo con ell@s y poco a poco ir dejando de hablarte con esa persona, pierdes el interés y sigues con esa persona, pero con mucho menos interés que al principio.

Pasado un tiempo, te paras y echas el freno y te paras a pensar, repasas lo que tenías antes, lo que tienes ahora y lo que te espera en el futuro y te das cuenta que YA ESTA, ya no esperas que llegue alguien a tu vida que te haga olvidar a esa persona, esa persona ya está olvidada, esa persona está superada, esa persona ya no hace daño, al revés, ahora piensas que si tuvieras la oportunidad de ver a esa persona y decirle algo, le darías las GRACIAS porque después de todo lo que has pasado y vivido te das cuenta de que no necesitas a nadie, te necesitas a ti y solo a ti.

Gracias a la persona que te dejo te das cuenta de que fue lo mejor que te pudo dar, tu vida a mejorado trabajo, casa, deporte, amigos, familia y sobre todo, vuelves a esa libertad, haces lo que quieres y cuando quieres.

Puede que el camino no fuera fácil, pero mientras lo recorres te das cuenta de lo fuerte que eres, de lo que te quieres, de lo que dejaste por esa persona que no supo valorarte, pero sabes que has aprendido y sabes que no volverás a ser con nadie como con esa persona.

Por muy profundo que se vea el pozo, siempre hay forma de salir del fondo.

Por: Favio Alexander



     Compartir         Compartir