Es difícil cuando te das cuenta que sientes algo más fuerte por alguien que ha estado a tu lado desde antes, aún es más difícil cuando sabes que esa persona de la cual te enamoraste quizá no pueda corresponderte sintiendo lo mismo que tú. Es difícil comenzar a sentir esos nervios extraños cada vez que sabes que estará a tu lado, cada vez que sabes que estarás cerca de él y que volverás a poner los pies en la tierra porque te darás cuenta que él no te muestra respuesta a tus gestos y cosas extrañas que sin darte cuenta haces mientras estas a su lado. Sabemos que es difícil darte cuenta que estás enamorada cuando esa persona se mete en tus sueños al dormir y cada vez que despiertas vuelves a recordar todas esas veces que te demostró que no siente lo mismo que tú.

Todos alguna vez hemos estado enamorados de una persona que no te corresponde y hemos tenido que pasar cosas tan difíciles que hemos llorado y llorado por las noches tratando de sacar todo el dolor que te produce el estar tan cerca de esa persona sin poder estar entre sus brazos, ese dolor y desesperación que se produce en ti cuando estas cerca de esa persona y no te mira o no te pone la atención que tú querías que te pusiera. Todos alguna vez hemos tratando de negarnos y negarle a los demás que estamos enamorados de esa persona pero al final tenemos que admitir que realmente estamos enamorados porque sabes que en algún momento todo se sabrá porque cada día que pasa es más difícil de ocultarlo, porque cada día que pasa se vuelven más grandes las ganas de poder confesarlo teniendo la esperanza de que esa persona sienta lo mismo pero siempre lo mantuvo oculto para que no pudieras darte cuenta.

Comienzas actuar extraña, tus manos se ponen frías al pensar que estarás cerca de él. Estás a su lado y no quieres separarte de él, de hecho buscas cualquier excusa para poder estar cerca de él. Te vas a casa y lo único que haces es pensar en él y meditar lo que pasa entre ustedes, no puedes dejar de hacerlo y siempre estas recordando las cosas que has pasado a su lado. Prendes el computador o tomas tu celular para navegar un poco por las redes sociales, te encuentras alguna imagen de amor y tu cerebro lo único que hace es identificarse con ella y algunas veces mueres de ganas de enviársela. Cada vez que te envía un mensaje de texto te pones como loca y comienzas a sentir como tu corazón comienza a latir tres veces más rápido de lo que acostumbra antes de poder abrir el mensaje. Te desesperas cada vez quedo te contesta rápido un mensaje de texto y comienzas a pensar cosas negativas lastimando a ti misma. Son muchas las cosas que cambian cuando te encuentras enamorada pero sabes que no puedes evitarlo y lo único que te queda es admitirlo.



     Compartir         Compartir