La verdad es que como loca te busque, me equivoque a veces, creí que te había encontrado, pero después entendí que después del error de mi vida es muy factible encontrar  al amor de tu vida.

Llegaste y aun en contra de todos tus dilemas y todos mis problemas, termine perdidamente enamorada de ti.

tu y yo

Extrañamente nuestra historia se tornó distinta en unos cuantos  días, de ser un par de desconocidos, no convertimos en dos locos enamorados. Ahora sé que cuando el amor real llega, llega con fuerza, rompiendo ventanas, derribando puertas.

Te convertiste así de pronto en el motivo de  mi sonrisa en las mañanas, en el motivo de mis alegrías, te convertiste simplemente en el hombre que nunca soñé, pero que llego para transformar mi mundo, tú tan entero, tan valiente, tan integro, tan bueno.

Cómo no querer permanecer toda mi vida a tu lado, si eres  lo más aproximado a lo que narran los cuentos, eres algo así como el príncipe soñado, pero no te lo tomes tan apecho debes saber que incluso con todo este amor que me provocas, sé reconocer cuando te equivocas, que no eres perfecto, que a veces tú también tienes días grises, momentos malos; pero quiero que sepas que incluso en tus momentos malos, quiero estar yo, tratar de hacer tu día más llevadero, tratar de cambias  tu enojo por sonrisas, llenarte de besos, hacerte feliz

Ahora que estoy junto a ti, sé que nada pasa por error, que los amores que se fueron, me prepararon para algo mejor, me prepararon para ti, me hicieron fuerte, me hicieron madurar, me hicieron entender que merezco a alguien que me quiera con total integridad, a alguien que me ame como lo haces tú.

Aún hay muchas cosas que nos faltan por conocer uno del otro, debo reconocer que para mí sigues siendo un misterio, que aun intento descubrir tus pensamientos, descubrir aquello que le da brillo a tus ojos, pero quiero poco a poco ir  descubriendo todos tus sueños…

caballero2

Espero acompañarte a cumplir cada uno de ellos, espero que la vida me permita quedarme junto a ti, creo que era tiempo de que me pasara a mí,  a veces creo que eres como un golpe de suerte, algo que merecía.

Que fortuna es haberme enamorado perdidamente de alguien como tú



     Compartir         Compartir