Hoy, decidí, levantarme de la cama, meterme en la ducha, ponerme la ropa más linda del armario, dibujarme los labios rojos, y colgarme mi mejor sonrisa como accesorio. Hoy decidí no seguir sufriendo por ti.

No es malo sentirse triste, pues como todos los demás, son sentimientos que no podemos erradicar por completo de nosotros, pero si podemos decidir que tanto adentrarnos en ese oscuro y hostil sentimiento.

free-freedom

Me llegó la lucidez, me llegó el momento de saberme que soy fuerte, y si no lo fuera, tengo que sacar fortaleza de donde pueda para levantar la cara y seguir con mi vida, justo como tú seguiste con la tuya sin el menor remordimiento de haberme roto el corazón y quebrado la vida.

Cuando era más pequeña, me prometí a mí misma que no sería como esas niñas bobas que se la pasan llorando en la esquina del cuarto, por el amor de un mediocre que simplemente no las quiso con ellas, todo iba bien, cumplía mi promesa, hasta que te apareciste en mi vida, hasta que el huracán de mi sentimientos se volvió loco por ti, y dejo un desastre incuantificable.

Pero hoy levante la cara con el primer rayo de sol después de mucho tiempo, pues a mi mente llego la idea de que no eres el único hombre que puede hacerme feliz, tengo todo para conseguir un verdadero amor, así que el verte a lo lejos tan feliz, me dio la fortaleza que tenía escondida, aplastada por tu recuerdo, ¿Si tú eres inmensamente feliz sin mí, porque yo debo seguir sufriendo por alguien al que no le hago falta?

Dolió mucho el perder tu amor, pues por lo menos yo, no estaba jugando, cada vez que te dije que te amaba era real, pero ya entendí que de nada sirve aferrarse a algo que solo te hace sufrir.

fine

Ahora yo levanto la cara y me toca a mí ser feliz, no te deseo nada malo, pues cada quien hace de su vida lo que mejor le place, la manera en que me despedazaste no fue leal, pero allá tú y tu conciencia, por m i parte, no tengo nada de que arrepentirme, sé que yo hice las cosas bien.

Después de tantos días oscuros de amarga tristeza, hoy me cuelgo mi más bella sonrisa agradezco por estar sana, y tener personas a mi alrededor que si me aman, y como ya lo dije…

Ahora me toca  a mí, ser feliz, ya me siento fuerte, capaz, poderosa e irrompible.

 

 



     Compartir         Compartir