Esa frase la he repetido un millón de veces, que creo que de verdad no me quiero enamorar, y todo tiene un porque, lo sé, y creo que eso de mostrar mi corazón y mis sentimientos no es lo mío, siembre me ha gustado ser diferente, una mujer independiente que de verdad después de tanto estar sola me encanta y no creo necesitar de alguien para ser feliz hasta….

Lo sé y de verdad ese era mi plan de vida, pero Tú tenías que venir a mover mi mundo como un pequeño huracán, y de verdad me confundes demasiado y pensar que todo comenzó con un pequeño abrazo y ahora necesito ese abrazo antes de ir a dormir.

Tengo miedo, que digo miedo, terror, de lo que soy capaz de sentir y me asusta hasta donde pueden llegar las cosas y es que pasa que cada vez que me tocas, como una simple caricia me hace querer más de ti, me hace salir de control y descubro que no soy dueña de mis emociones, que hay alguien más capaz de mover los hilos de mí destino, aunque otras veces, no sé si solo es un reflejo de mi soledad.

Me resulta tan extraño lo que me sucede, que no puedo definir lo que siento por ti, y por más que pienso en un posible futuro contigo, mi mente queda en blanco, porque mientras más te conozco, más me doy cuenta de que no eres ese hombre que podría hacerme feliz, y en lo profundo de mi ser sé qué en este momento no puedo hacerte feliz.

Parece ser verdad, lo vuelves a intentar no te rindes, y aunque no quiero saber de ti solo ha pasado un año y no si es suficiente tiempo para saber si de verdad quiero seguir con este juego, pero y aunque lo intente siempre estas por donde quiera que voy, no puedo salir sin encontrarte por capricho del destino, en el cine, en el café o la plaza.

Creo que lo mejor es seguir con mi plan de no enamorarme y ver si alguien es capaz de romper ese hechizo malvado que dejo encadenado a mi corazón, que hasta ahora a los hombres que he conocido no han podido romper.

Si llegara ese hombre sería extraordinario, pero si no llega, sé que tú lo seguirás intentando, nunca te rindes y tal vez algún día logre sentir algo real por ti.

Autor: Tessa

 



     Compartir         Compartir