Y de repente me di cuenta… de repente supe que nunca fui el aire que usabas para respirar, que reflejarte en mi mirada no era lo que hacía a tus ojos brillar, así de la noche a la mañana me di cuenta que me mentiste, que nunca te enamoraste de mi como yo lo hice de ti. No sé si me engañaste, o si plenamente consiente me deje engañar por tus bonitos tratos y por tus caricias furtivas que siempre me inflaban el alma y me esponjaban el corazón.

Ahora no sé si te perdí o si tú me perdiste a mí, pues ese día en que tú decidiste que dejáramos de ser dos para convertirnos en uno y uno para que cada quien siguiera su camino por separado, sabía que mi orgullo y dignidad era mayor que el amor que te tuve y que no iba a salir corriendo tras de ti para intentar arreglar la relación que ya estaba completamente rota. Ya no iba a haber un “nosotros” nunca más.

hands

Aun así, sabiendo que ya no había marcha atrás, una parte de mi esperaba que recapacitaras, que volvieras a buscarme, que te disculparas, me abrasaras y me besaras, pero nada de lo anterior pasó. Pensé que no serías tan cobarde como para dejarme así, rota, incompleta, que ibas a hacer las cosas bien.

Creo que esa doble reacción de mi parte solo me dejo entre dicho que en realidad yo no quería dejarte, creo que un “perdón” de tu parte hubiera sido suficiente para ser yo la que te abrasara y te basara y te dijera que no me dejaras. Pero no fue así.

Estoy consciente que todo terminó, que nuestra historia no será nunca más lo que un día fue, y estoy consciente también que no iré yo a buscarte, que hay algo diferente, pero me aterra la idea de que pueda llegar a extrañarte.

Me aterra la idea de que con el paso de los días, me dé cuenta que mi corazón aun tiembla cuando mi mente te recuerda, tengo miedo de descubrir mis manos sudorosas y nerviosas porque a mi mente se le ocurrió pensarte, porque mis labios recordaron tus besos.

dont-love

Tengo miedo caminar por la calle, oler tu perfume y buscarte entre la gente, tengo miedo de que ruede una lágrima y me sepa a tu recuerdo, tengo miedo de soñarte y despertar dándome cuenta que ya no tengo…

… Simplemente tengo miedo de darme cuenta de que aún te quiero.

Idea original: iGlezg

 



     Compartir         Compartir