Necesito verte, hablarte, escucharte y sentirte. Cada minuto es desesperante y asfixiante si no respiro tu aroma. Necesito tu respiración en mi cuello y tus manos recorriendo centímetro a centímetro mi cuerpo.

Necesito escuchar esas palabras que dices entre cortadas cuando me haces el amor. Esta espera me desquicia y deseo con locura volver a perder la cordura contigo, en las cuatro paredes de mi habitación. Necesito tenerte ahí en mi cama, desnudo, iluminando todo con tu piel pálida, necesito recostarme en tu pecho y sentir como beso a beso despiertas hasta mi más dormida terminación.

cqfphkvwuaasaj1

¡Te necesito a ti, aquí, conmigo! Olvidarnos por un momento del mundo y hacer de este mínimo espacio nuestro hogar. Quiero sentir de nueva cuenta como tus nudillos recorren mis mulos y tus labios mi espalda, como tu cuerpo se aferra al mío y en un suspiro terminas diciendo todo lo que tus labios han de callar.

No importan los días ni las horas, nunca obtendré de ti lo suficiente, eres ese dulce pecado, del que no me cansaría de cometer ni mil veces.

Ni siquiera puedes imaginarte cuanto te echo de menos los días en que no estás a mi lado, cómo anhelo tu presencia, tu compañía, tus platicas y tus locuras, tolerar tu carácter tan raro pero que te hace ser alguien tan exquisito e interesante a la vez. Deseo escuchar tu voz, respirar tu aroma y congelar a tu lado las horas. ¿Acaso es normal desear con toda intensidad a alguien?

44242

¡Pero que jodido! Pensarte todo el día y soñarte por las noches, llamar a mis fantasías por tu nombre, temblar apenas recuerdo los momentos de ayer y sentir erizada mi piel si recuerdo como besas y muerdes a tu antojo y placer.

Mis sabanas se han quedado con olor a ti, ese mismo aroma es que el me ayuda a resistir los días en que no habrás de venir. Y todo, todo me habla de ti. Por todas partes creo escuchar tu voz, tal vez me estoy volviendo loca pero definitivamente loca de amor.

Es imposible no entregar un poco de ti cada vez que entregas la piel, es imposible no ir queriendo poco a poco al otro ser. Es imposible desnudar tu cuerpo sin antes desnudar un poco tu alma, es imposible no enamorarte cuando esa persona logra robarte total y completamente la calma.

1

Y aquí estoy esperándote, en el mismo sitio, cada día a todas horas. Aquí estoy deseando un encuentro más… esos en los que no sólo entregas la piel sino también el corazón, esos que se quedan guardados en las paredes de mi habitación. Aquí estoy pensando muy seriamente en jugármela por ti y esperando con ansías que tú también decidas hacer lo mismo por mí, ¿Qué pueda pasar? Que no nos funcione, pero mientras eso pasa hoy tengo ganas de ti, de un encuentro más… dime ¿en dónde estás?

Autor: Stepha Salcas

Derechos de Autor.



     Compartir         Compartir