No me molesta que las cosas terminen, todo cuando comienza tiene también que terminar algún día, lo que me molesta realmente es no saber realmente la razón de nuestra separación, es no poder entender de qué va todo esto, es no poder encontrar consuelo o saber si en algo fallé, si algo di de más o me falto por dar, no puedo aprender nada de nuestra relación y no puedo evitar volverlo a hacer cuando solo me dices que te vas por el bien de los dos.

Llegaste sin invitación a mi vida, irrumpiendo en ella dejaste de ser un extraño para prometerme y mostrarme un mundo lleno de fantasías, llenaste de miel mis labios, y conquistaste mi espíritu como si de un caballo salvaje se tratara, me dominaste y me enseñaste a amar, de forma infinita y sin reparos, de manera natural, me hiciste aceptarte hasta que ya no quería saber de una manera diferente de existencia, te convertiste en mi todo y ahora eres mi nada, mi absoluto silencio, mi soledad en la cama, la carencia de emociones y la mitad que ahora me falta, ¿En qué momento deje de ser una persona completa e independiente?, para convertirme en la frágil muñeca que ahora dejas con un mundo de preguntas y de sentimientos que se encuentran chocando unos con otros, destrozándome por dentro, violentando mi calma, esa que ya no llega desde aquel momento en que abandonaste mi casa.

Dejaste caer mi sueños contigo, sueños que ahora ya no tienen las alas que les dabas, y así de hermosos como eran, todos hechos de cristal han caído al piso bajo la luz de la luna llena, los fragmentos de mi espíritu brillan en el suelo reflejando a las estrellas, así como ese sueño mi cuerpo también queda, atropellado por los vicios de tus caricias, la abstinencia de ellos en mi piel quema, y siento el flagelo del hielo que de mi corazón se apodera, tratando de cicatrizar está herida que tu partida deja, rompo en llanto sin saber a donde la vida me lleva, el tiempo ha perdido su firme paso y ha entrado en cojera, camina lento, cada vez más lento y me pregunto si es que algún día podré construir un mundo nuevo de cristal, porque de momento solo quiero construir en piedra, no quiero permitir que alguien más me pueda hacer lo mismo que hoy me haces voz, pero mis sueños en piedra son escasos y limitados, sin tristes y fríos, y no tienen belleza, ¿habrá algún momento futuro en el que yo pueda recuperar mi felicidad y mis sueños ahora fragmentados?, o viviré la vida cegada por la inmundicia del sentimiento obscuro que ahora de mi corazón se apodera.

A partir de hoy seremos de nuevo dos extraños, y al irte me arrancaste la vida, como de la tierra la hierba, he quedado marchita, pero encontraré vida nueva y espero que el karma sea tu verdugo y que con un látigo de fuego que marque tu alma, que alguna amiga del destino te haga lo voz me haces hoy, y sientas en carne viva lo que es quedarse solo, sin una explicación.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir