Probablemente ya ni te acuerdes, a lo mejor de mí ya te olvidaste y vas por ahí, por tu camino sin la mínima intención de preguntarte qué ha sido de mí, sin preguntarte que hiciste para que las cosas terminaran así. Pero yo, yo estoy aquí recordando cada momento que pase a tu lado, no es que me guste sufrir pero yo no puedo olvidar lo que un día tuvimos juntos porque para mí, importó mucho.

No me he ido de aquí porque a lo mejor tú querrás regresar, quiero estar aquí por si llegas y para poder verte llora; pidiendo un regreso. Pierdo mi tiempo sentada aquí pero es que me envenené con la idea de ver mi venganza, me corrompe la necesidad de justicia, que puedas sentir la pena y el dolor que me has hecho padecer.

Yo he sido tonta, por quedarme esperando a verte pasar por lo mismo que yo, podría seguir con mi vida y dejarte atrás igual que como tú lo has hecho pero es que me quitaste mis sueños, mis anhelos y mis ganas de hacer las cosas… te las llevaste por eso es que tú puedes hacer todo lo que yo no, porque tienes mis armas, tienes las herramientas que yo tenía.

Se acabó mi ingenuidad, siempre pensé que tus promesas eran de verdad pero tuve que verte partir y quedarme esperando a que regreses para ver que no eres más que un mentiroso miedoso que no puede hacer lo que dice. Pido mucho, pido demasiado pero puede que la vida me lo conceda después de todo la vida parece ser justa con aquellos que hacen las peores cosas.

Aunque hagas cosas que hayan hecho que te olvides de mí, debes de recordar una sola cosa, un día pasarás por tu merecido y te vas a acordar de mí.



     Compartir         Compartir