Dices que te marchas, que te has cansado de luchar, dices que ya no me quieres, que ya todo te da igual.

Y sin embargo, noto en tu mirada que no te quieres marchar, que todo es obra de los enojos que nos hacen desvariar.

Solo te pido que te tranquilices, que no tomes decisiones sin pensar, recuerda que un día nos prometimos entregarlo todo sin reserva,  querernos sin complejos, sin pretextos, con total honestidad.

Te conozco tan bien, que puedo asegurarte que has hablado sin pensar, invadido por los celos, esos que tantas veces nos hacen terminar en discusiones  a las que no les encontramos final.

images (1)

La verdad es que ya me he cansado de seguirte el juego, ese  en el que yo te ruego para que no te vayas, en el que tengo que convencerte de que vale la pena el riesgo, de que juntos somos todo, de que juntos, llegaremos lejos

Por favor, deja de lado el orgullo y dime la verdad, dime si quieres marcharte y ten por seguro que no lo trataré de vitar, dime si es esto lo que quieres, pero habla claro y asume las consecuencias de que esta vez,  no habrá marcha atrás.

Si asumes con responsabilidad tu decisión, entonces tomaré el valor para decirte adiós,  esperando que no te arrepientas  de lo que digas hoy.

Si es verdad que quieres marcharte, te reto a que lo hagas justo ahora, te reto también a que me olvides, a que borres de tu mente los recuerdos, las caricias y los besos, te reto a que te vayas lejos , a que no extrañes todos nuestros bellos momentos.

olvidame

Te reto a que me beses por última vez, a ver si es cierto que estás dispuesto a renunciar a esta mujer que te ama con todo su ser.

Te reto a que dejes de ser un niño y actúes como un hombre de una buena vez.

Escrito por:    Señorita Libélula.

 

 

 

 

 



     Compartir         Compartir