Hasta aquí termina lo que comenzó en día que nos conocimos. No quiero volver hablarte, no quiero volver a verte. Eso es algo que tú elegiste, fue enteramente una decisión tuya, porque así quisiste que fueran las cosas.

Fui tonta, pero sólo fui; eso te lo aseguro y digo que fui porque caí en tu engaño de tal forma que me apropie de errores que ni siquiera me correspondían, intentaba pedirte disculpas por cosas que yo no hacía, pero tuve tiempo de pensarlo y darme cuenta de algunas usas que no iban bien.

Sé acabó, pude darme cuenta y duele. Me duele mucho y lastima, pero ya no quiero estar contigo, lo pensé y ya esta decidido. Hoy te digo adiós, por fin… Hoy se acabo.

No me interesa como te sientas, creo que es mejor que me odies, primero siente algo de odio por mí, al parecer eso ayuda o por lo menos eso me han dicho. Recuerda eso cuando te sientas mal, recuerda todo lo que me hiciste y trata de averiguar como es que le hacía yo para poder salir adelante.

¿Fácil no?

41971_71127_shanney_400_266

Ya me encuentro bien, por fin la vida me sonríe, porque ya no estas aquí y puedo apreciar la luz al final del túnel y no necesito morir para ello. Por supuesto que hay una forma de hacerme feliz, ya que intentas hacer algo para remediar el sufrimiento que me has hecho.

Sí, quiero ser alegre, quiero regresar a la felicidad que un día tuve. Hay una cosa muy sencilla y que puedes hacer, no te costará mucho ya que en realidad siempre lo hiciste, vete, pero vete entero, porque de cualquier forma nunca has estado.

Es una forma muy sencilla, para ahorrarme lágrimas, trataré estar feliz por ti, pero no pidas mucho, porque mis lágrimas se secan y no hay mucho que hacer por ti. Ya no quiero darte la razón, no pretendo cambiar tu opinión, puedes irte. Se acabo.



     Compartir         Compartir