Tengo que olvidarte, sacarte de mi mente para siempre. Tengo que aprender a seguir un vida sin ti, una vida dónde tú ya no existes.

En cada parte de mi cuerpo te encuentras tú, ya no puedo seguir con este hueco en mi corazón, ya quiero dejarte ir porque siento que si mi corazón sigue esperando tu regreso morirá. No quiero que sigas siendo mi motivo, mi inspiración, mi anhelo. Estoy cansada de pensar cada segundo en ti, estoy cansada que cada cosa me recuerde a ti. Quiero dejar de desear el estar a tu lado, de pensar que estarás aquí, dejar de crear historias donde nuestro amor aún es real en mi mente y en el corazón. Quiero por fin descansar de tu rostro, dejar de verlo en cada rincón, en cada parte de mi vida persiguiéndome como una condena que aún debo pagar.

No quiero jamás volver a derramar una lágrima por una persona que piso mis sentimientos, que no le importo el daño que podría causarme. No quiero volver a decir que te amo, ni siquiera quiero volver a decir tu nombre. Me he cansado de seguir aquí dentro de esta angustia, de la angustia de imaginar tu vida sin mi, de imaginar que en estos momentos te encuentres besando ortos labios.

No quiero dejar que tu espíritu aún me torture por las noches, que aún me haga soñarte y que al despertar añore más tu presencia. Déjame respirar un aire que este fuera de tu alcance, déjame vivir en un mundo donde ya no existas tú, donde ya nadie me recuerde lo que un día tuve contigo.

Quiero ser feliz de nuevo, quiero conocer un amor diferente, una persona que sea capaz de valorar mis sentimientos, que me amé hasta la muerte y que este dispuesta a entregar todo por ese amor, que este dispuesto a dejar lo que tenga que dejar por estar conmigo. Una persona que luche por mí, una persona que me haga sentir mujer, la mujer más amada de la tierra y que yo sea la única que pueda llenar su corazón. Que me haga sentir la seguridad que jamás obtuve contigo, que pueda ver la diferencia entre tú y él, que me haga olvidarte para jamás volver a pasar por el mismo dolor del recuerdo otra vez. Un hombre que este ahí siempre, que no solo diga palabras sin  valor, sino que sus palabras las demuestre con cariño, comprensión, amor, lealtad, amistad, ayuda, felicidad, esas palabras que solo escupías pero jamás por un instante demostraste.

No será fácil, pero tampoco será imposible porque yo seré quien luchará por conseguir el quitarte completamente de mi vida, nunca saber otra vez de ti y hacer como si este amor que ahora aún siento jamás haya existido. No será fácil el camino, pero aún queda tiempo para demostrar que el amor por más que se penetre el alma es posible arrancar, que es posible borrar los recuerdos y hacer que  el corazón se enamore como la primera vez.



     Compartir         Compartir