Te libero de mí.

Tomas mi mano suavemente, con esa ternura que te caracteriza, me miras con esos ojos tuyos que lo dicen  todo sin decir una sola palabra, tocas mi cabello con ese toque suave de tus dedos que se vuelve caricia al justo toque de mi  piel, guardas silencio, como sueles hacerlo cuando te faltan las palabras exactas para decir lo que necesito saber, esbozas un leve gesto, con los labios apretados, como lo haces siempre que algo te aflige, suspiras… sé muy bien porque suspiras

Lo percibo en  tu mirada, nunca has sabido mentir, me quieres, de eso no tengo la menor duda, pero de querer a amar, hay una distancia abismal, has luchado por muchos meses por conseguirlo , puedo reconocer tu esfuerzo en  las caricias, en los detalles, te has aferrado a la idea de un amor que a  final de cuentas no has conseguido sentir, incluso estas  dudando de la decisión que estas a punto de tomar, de alguna forma sabes que todo este  amor que te tengo, no lo encontraras tan fácilmente en nadie más, tienes miedo también de mi fragilidad, de lo mucho que me costará recuperarme de una herida así.

¿Sabes? yo también tengo mis secretos, he de confesar que yo también te he mentido, que conscientemente he dejado que  me mientas, desde hace tiempo he asumido tu falta de amor, aferrándome a tus buenas intenciones, esperando que un día como por arte de magia  pudieras despertar amándome, necesitándome como lo hago yo; en el fondo sé que mis ilusiones no bastan para mantener a flote una relación, que rema de un solo lado,reconozco también mi egoísmo que se ha validó de tu cobardía para dejar que te quedaras,  me he conformado con besos fingidos, con sonrisas forzadas.

Es tiempo de decirlo, yo también me he cansado de fingir, al final las mentiras ya no me hacen feliz, todos merecemos un amor completo, que nos corresponda naturalmente, sin ataduras ni prejuicios, me he cansado de los besos que saben a mentira, que besan sin fuerza, que no tienen alma. Nos dejo libres, te libero de mi y me libero también, no digas nada, sigue tu camino sin culpa que a final de cuentas nunca estuvo en tus manos poder amarme.

 

Publicado por Ser mejor

Autor: Laura H.



     Compartir         Compartir