Es noche, un frío aire recorre mi cuerpo, mi cuerpo comienza a temblar mientras mi piel pide un poco más de tu calor, de pronto siento una lágrima deslizándose en mi rostro, pues mi mente me pone a ver la realidad, y me pongo mal al saber que todo acabó, que tan solo fue un instante, una ilusión más y aunque mi corazón necio ruegue por tener un poco más de ti,tú no volverás, pues tú quieres a alguien más y la deseas con la misma intensidad con la cuál te deseo yo a ti, por un maldito instante me dejé llevar, logré soñar despierta, hacerme esperanzas contigo, pensar en futuros momentos junto a ti. Estaba decidida a poner disposición partes de mi que nadie conoce a la perfección, mi parte tierna, mi parte perversa…

 

Pero ahora eso no podrá ser, porque decidiste alejarte de mi sin ni un sólo adiós; te fuiste justo cuando más hundida me sentía, me tuve que dar cuenta que no estabas para mi tan sólo con tú indiferencia, pude notar que no contaba contigo por ese último mensaje que decidí enviarte, un texto donde te expresaba lo que estaba pasando en mi vida, donde te dije lo mal que me sentía y me partió ver que no había ni un “HOLA” de tú parte, no quería que me tuvieras lástima pero tampoco esperaba ser ignorada. Es tan terrible y doloroso ver que tus palabras eran mentiras, que los “TE QUIERO”, que los besos, que los abrazos fueron fingidos, y que probablemente mientras me acariciabas pensabas en tenerla a ella en mi lugar.

tumblr_ljge6zY42q1qc144qo1_500_large

Sé que lo de nosotros se desarrolló demasiado rápido y que tal vez por eso murió con la misma rapidez con la que comenzó y disculpa si fue así, pero yo contigo realmente sentía una conexión increíble, una química inimaginable, porque aunque fue poco el tiempo que me regalaste para estar tú lado, me gustaba tanto escucharte, hablarte, observarte… Definitivamente me gustaba observarte y ver esa seriedad en tu rostro que de un momento a otro se convertía en una sonrisa, una hermosa sonrisa que iluminaba tus grandes ojos cafés, sin duda nunca me arrepentiría de haber disfrutado una plática contigo, no podría arrepentirme de disfrutar tú mano entrelazada a la mía al caminar, sin embargo ahora me tocará alimentarme de recuerdos, de unas cuantas fotografías y mensajes que quedarán en la memoria de mi celular, tendré que continuar mi vida cómo lo era antes de nuestro reencuentro, mientras tanto a ti te deseo suerte, quiero que seas feliz, yo por el momento me quedaré aquí manteniendo vivo tú ser a través de palabras escritas, que espero algún día puedas leer y que lleguen a tú corazón y sepas que hubo una persona que realmente te quiso, y te convirtió en el dueño de sus sentimientos más ocultos, que por ahora sólo quedarán plasmados en una hoja de papel.

Por: Anahí Herrera Pérez



     Compartir         Compartir