Ya no sé nada de ti, a veces me pongo triste, otras fantaseo con verte a mi lado y sufro de confusiones que no me dejan saber que es lo que en verdad haces, no me deja saber qué es lo que en verdad quiero que hagas.

No pido tu regreso, pero de vez en cuando pido que te des una vuelta por mis ojos, porque estoy cansada de salir a la calle y mirarte en cada rostro que pasa a mi lado, pero nada más me encuentro con alguno de tus amigos, de vez en cuando hablo con ellos y evito mencionarte.

Estoy harta de disimular que lo que hago está bien, que no me interesas y que estoy bien sin saber de ti. Hoy eso se acaba y a la primera persona con la que me encuentre y te conozca le diré lo que quiero que sepas.

Le diré que por favor te diga que siempre te estoy recordando y que en verdad pienso que te fuiste antes de tiempo, que todavía debías estar aquí conmigo, que cuando me pediste un tiempo y acepté no estaba en mis cinco sentidos, que el amor que tenía por ti me cegó; aún cuando me dijiste que te irías para re valorar las cosas.

Yo sólo buscaba que fueras feliz, a costa de mi felicidad, pero aún así sigo queriendo que vuelvas, pese que otras veces estoy feliz, esperando que tú también estés y no quiero volver a a encontrarte para que sirva de algo habernos dejado.

e1a4d770-eca6-4ed9-a0bd-e867539f5e51

Le he dicho a uno de tus amigos que te diga de mi parte que… A veces por las noches vuelvo a amarte, que mi corazón se cansa del vacío que se vuelve más grande.

Que tengo mil recuerdos y que en días de nostalgia los uso, pero se desgastan y hoy se me acaban. Dile que necesito más de él.



     Compartir         Compartir