Perdí la cuenta de todas las vece que te pedí que te sentaras a charlar conmigo, que necesitaba aclarar unos puntos, te dije que era importante para mí, que debía serlo para ti también, y ¿me hiciste caso? ¡No!

Ahora que ya  tomé la decisión, me vienes a decir, casi a reclamar que ¿por qué tome ese camino sin advertirte siquiera que iba dejarte?, me preguntas que ¿por qué te dejo?, que ¿por qué no te tome en cuenta en algo que debimos hablar los dos?

Precisamente por eso… ya me canse de rogarte tiempo para mí, lo único que podrías cuestionarme, es ¿por qué no lo hice antes?…

bored

… Mírame, mírate, míranos, hace tanto que ya no hay y nosotros, y aún preguntas ¿qué fue lo que cambió?, la diferencia de antes y ahora es que ya me cansé, ya no quiero estar siempre a tu sombra, simplemente me harte de fingir mi sonrisa satisfecha, solo sonreía porque en realidad creí estar enamorada, lo cierto es que intentaba ser completamente feliz con las migajas que me dabas, y creo que lo fui, pues mucho tiempo estuve así, pero ahora es momento de ver por mí, no sé cómo sea eso, pues mucho tiempo estuve viendo por ti, porque estuvieras bien , porque no te faltara nada, siempre estuve esperando que me quisieras.

Cierto es que te tuve en mi cama cada que quise o cada que quisiste, qué más da, el punto es que no es como te quería tener, quería compartir contigo esos derroches de pasión sí, pero no sin amor, quería compartir tu mente y tu alma, solo así poderla fundir en el cuerpo, y no al revés.

Ya me cansé de caminar de tu mano y sentirme sola, ya me cansé de ignorar mis demonios por apaciguar a los tuyos, ya me cansé de que me tengas incondicional y que no lo sepas valorar, eso  es… te dejo porque nunca me supiste valorar…

Te dejo, porque nunca es tarde para echar las garras por mi vida, no por la tuya, te dejo porque la nube de tu enorme ego ya no nos dejó seguir, ya no nos dejó crecer, no nos permitió construir todo lo que tenía planeado para nosotros, nunca supiste siquiera que pensaba en un futuro juntos.

thinking

Es momento de seguir caminando sola, como cuando estaba contigo pero ahora persiguiendo mi felicidad y no la tuya, quizá notes mucho reproche y rencor hacia ti, quisiera decirte que lo siento que no quisiera ser tan dura con aquel que me ignoró pero ¿sabes? No me arrepiento ni poquito, pero el coraje es compartido, la verdad.

También siento mucha ira conmigo, pues fue mucha sobra tuya la que recogí, fue mucho tiempo el que permití que me taparas con las migajas, fue mi culpa por devaluarme tanto. Pero nunca es tarde para enderezar el camino.

Creo que ya te quedó, claro porque te dejó…

Te dejo porque valgo más, porque sin ti tendré más, más vida, más amor, más de mí, pues me entregue a ti y desaprovechadamente me dejaste ir…

Peor para ti… Te dejo porque nunca me supiste valorar,



     Compartir         Compartir