Te dejo, pienso que no es la mejor decisión que puedo tomar y en verdad sufro con todos los cuestionamientos que vienen a mi cabeza, pero es que no puedo seguir con esto. Las cosas no son como debieran ser y no me preguntes cómo deben ser, porque no lo sé.

No sé como deben ser las cosas, sólo se que así no van bien. Me cuesta dejarte, hoy que te has vuelto parte de mí, ya me arrepiento de este día y aún ni siquiera ha terminado. Esto ya no esta en mis manos, se ha salido de control, aunque sé que no debí haberlo hecho.

Sólo quiero saber que aún en la distancia estarás bien, que aunque no esté a tu lado podrás seguir adelante. Sólo déjame saber que no te sentirás mal, que será todo lo contrario, porque esto era lo que querías.

Tengo miedo de un día tener que volver a verte y ver que eres feliz con alguien más, que los brazos de otra chica te cuidan y te protegen de mal que tú mismo creas. Y si así fueran las cosas, sé que no estaré con derecho a reclamarte, si soy yo quien te deja.

Pero ambos sabemos que esta decisión la tomo en base a tus demandas, que eso es lo que pides con tus acciones, que aunque estas aquí, yo te veo irte. Quién sabe a donde te irás cuando finges ponerme atención, quien sabe a donde irás cuando finges que el tráfico te ha hecho llegar tarde.

fasting-for-peace

Muy bien sabes mi amor y fidelidad por ti, aunque hoy me voy, aunque hoy te dejo; mi corazón se queda contigo.

Trataré de ser fuerte y cargaré con todo el sufrimiento que mi partida implica. Y si un día te vuelvo a ver, ojala que la vida tenga misericordia de mí, para poder fingir la expresión de mi rostro que no deja duda de mi anhelo por ti.



     Compartir         Compartir