Nuevamente te ausentas sin dar explicación ni el porque de las cosas, sabes que me dolería menos si me dijeras de tu propia voz que todo terminó y que la “relación” a llegado a su fin, y que es lo que tu haces? Te desapareces poco a poco, sin decir que pasa, mis mensajes ya no obtienen respuesta y es cuando tu actualización de estado dice el nombre de una chica, es ahí que entiendo que esto que nunca debió haber empezado llegó a su fin, por segunda ocasión pasa lo mismo anteriormente yo te amaba con locura, con todo mi ser, eras la persona que más me importaba aún más que a mi misma, poco a poco te fuiste alejando de mi, a principio fueron horas, días, semanas hasta que por fin llegaron los meses y comprendí que no había más “nosotros” y sin embargo yo te seguía amando a un sabiendo que ya estabas con alguien más, el tiempo paso perdimos contacto, no volví a saber más de ti, era frustante saber que estabas con alguien más, pero que podía hacer yo? nunca logre que te enamoraras de mí y eso era lo peor.

El tiempo siguió su cause obvio no se iba a detener sólo por un recuerdo, de una u otra manera tenía que superarte, y así fue después de un par de años te supere más no te olvide, conocí chicos, nuevas amistades, hasta que por fin elegí a la persona con quien pasar el resto de mi vida en el momento que tú ya no significabas nada para mi, apareciste nuevamente, en ese instante no sentí nada ni el más mínimo sentimiento hacía ti, trate de eliminar todo tipo de comunicación contigo.

Pero tu te aferrabas a volver a ser parte de mi presente, te ignore y llego el día de mi boda me case estaba segura de lo que sentía por la persona que en ese momento ocupaba mi corazón, seguías insistiendo, los problemas en mi matrimonio aparecieron, y en el momento más vulnerable en vez de buscar solución a mis problemas, decide refugiarme en tus brazos, esos brazos que tanto anhelaba volver a estar algún día, llegó… no sabia como reaccionar, después de años de la ultima vez que te vi, estaba nerviosa apunto de salirse esas lágrimas que un día derrame con tanta tristeza y que ahora eran de emoción, estar entre tus brazos me hizo sentir la mujer mas feliz del mundo en esa ocasión sentí tenerlo todo nada importaba más que disfrutar ese momento a tu lado.

Las horas pasaron ya era momento de dejar ese lugar donde me entregue a ti, como si hubiese sido la primera vez que mi cuerpo se unía al de un hombre, partimos cada quien hacia direcciones distintas, pasaron los días y me di cuenta que no fue buena idea reencontrarnos, tome la decisión de alejarme de ti, y así fue por un par de meses, hasta que el destino nos volvió a juntar, desde ese momento mi corazón quedó confundió completamente, no sabia que sentía por mi esposo, ni por ti.

Los encuentros fueron más frecuentes, y por fin logre entender a mi corazón , nuevamente estaba latiendo sólo por ti, justo cuando pensé en dejarlo todo por ti, cuando imaginé un “nosotros” sin necesidad de esperar a que cayera la noche Para consumar eso que sentíamos, tú… comenzaste a alejarte de mi, pareciera como si solo estabas esperando el momento en el que estuviera enamorada de ti otra vez… Un día presentí que podría ser por otra chica y con el pasar de los días confirme que era verdad, comprendo que no éramos nada pero mínimo me hubieses dado una explicación, o tal vez con decirme adiós, hoy tus fantasmas no me atormentarían tanto, pero era de esperar algo así d e ti, de alguien que me quería a ratos, pero me dolía todo el tiempo.

Que curioso no? La ultima noche que nos vimos sentía que algo en el fondo de mi corazón me decía “disfruta esta ocasión porque no habrá un después” y así lo hice disfrute cada segundo a tu lado, cuando íbamos a dejar aquella habitación te tome de la mano y nos sentamos a un costado de la cama frente al espejo, te pregunté que si esta fue la última noche juntos.

tumblr_l7x9oxMZ7u1qckyseo1_500

Tu contestaste que no, que aún habría Muchas noches para nosotros, te pedí un abrazo y nos besamos, salimos de ahí, al llegar al lugar donde siempre nos despedíamos, antes de bajar del auto me diste un beso tan apasionado y la vez tan sincero, algo que no era tan común en ti por el lugar donde nos encontrábamos, me diste las gracias por esa noche, sin pensar que efectivamente iba ser la última noche juntos…

Donde sea que estés deseo que seas feliz mi amor, te lo mereces, yo también intentaré hacer como si no pasará nada y remediar ese tropiezo, con o sin ti la vida continuará…. Solo me queda darte las gracias por cada noche que me regalaste a tu lado, por cada vez que me hiciste tuya sin pensar que pasaría después, por cada centímetro de tu piel, por tus sonrisa, por tratarme como una dama aún cuando merecía ser tratada de la peor manera, me regalaste los mejores momentos de mi vida, momentos que nunca podré olvidar, gracias mi amor…

TE DEJO LOS RECUERDOS, GUÁRDALOS CON CUIDADO.



     Compartir         Compartir