Que cosas más extrañas nos pone la vida en frente, tan extrañas que no puedo definir claramente lo que siento por ti, en un momento te conozco y en otro eres un extraño, algunas veces eres hielo puro y otras todo un apasionado, me rompes y me armas, me elevas al cielo y luego me bajas al infierno, no miento si te digo que te desprecio, ni cuando te digo que te amo, dicen que del amor al odio hay un paso, siempre lo consideré el dicho más absurdo y contigo lo vivo a diario, a un paso te odio y al otro te amo.

¿Cómo puede ser la misma persona dos polos completamente opuestos? Eres un patán y luego todo un caballero, eres brisa en el mar y una tumba de hierro, eres mi luz y mi obscuridad, eres furia y tranquilidad, eres tosco y tierno, eres todo lo que detesto y todo lo que quiero.

Al principio pensé que jugabas conmigo, que me llevabas y luego me traías, solo para demostrar tu poderío, solo para dejarme claro el dominio que tienes de mí, con el tiempo caí en que así eres tú, muchas veces he decidido dejarte porque ya no puedo más con esas manías tuyas y cuando estoy a punto de renunciar, recuerdo que también eres todo lo que siempre soñé, todo lo que quiero en ti esta, quiero soltarte y no puedo porque te amo infinitamente, porque dije que si encontraba a alguien como tú lo abrazaría fuertemente y lo apoyaría hasta el final, siempre pensé que si tenías lo bueno que quiero, lo demás lo podría sobre llevar, por eso no te dejo, porque me haces odiarte y amarte hasta la fibra más pequeña de mi ser.

¿Cómo puedo pedirte que cambies, si tú nunca me lo has pedido a mí?, tampoco soy perfecta y lo sé, de hecho, debo estar lo suficiente mal para quedarme a tu lado, o quizás ¿Es que también soy algo bipolar?, ¿quizás eres la persona perfecta para mí?, alguien que llena de matices mi vida, alguien con quien nunca me voy a aburrir, contigo no hay armonía, pero tampoco monotonía.

Lo admito me has contagiado, por eso te quiero pedir: ábreme y ciérrame, súbeme y bájame, habla y calla, trabaja y descansa, vete, pero siempre regresa, busca y encuentra, aprende y enseña, haz lo primero y lo segundo, en tiempos o a la vez, hazlo todo si quieres, pero hazlo por mí; ven y destrózame con tus besos, flagélame con tus caricias hasta que ya no pueda más, hazme nuevamente esclava de tu risa, aprisióname en tus brazos, has que me opaque en el brillo de tus ojos, mátame de locura, de esa locura a la que llamamos amor.

segunda

 

Nadie te pudo aguantar antes, y a mí nadie me supo amar, que Dios se apiade de nosotros, pues somos la pareja más imperfecta y más rara del mundo, pero nos complementamos de una manera tan inmejorable que no creí que pasara jamás.

Hay que tener cuidado con los deseos, eso aprendí cuando te conocí, pedí un hombre que me lo diera todo y eso obtuve de ti: te amo y te odio, pero de tu mano lo haré hasta morir.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir