Amo hasta la versión más imperfecta de ti.

Cada desplante, cada llegada tarde, cada contradicción sin fundamentos, solo para que tu ego te permita saberte ganador, cada discusión por fuerte que parezca, y a veces sienta que es la última, pues te sacaré de mi vida y no te daré la entrada nunca más, la verdad es que cada desacierto y sinsabor es la versión más imperfecta de ti Y LA AMO, pues es la que me hace ver tu lado más humano, cada torpeza la arreglamos de una manera aun más torpe, eso me encrespa pero siempre buscas la manera y me enamoras, cada día me enamoras.

Siempre hay un algo que me hace aferrarme, y me recuerda la riqueza del “me quedo”, y lo haré, porque te quiero, no es un regalo, ni una condición, me quedo porque quiero, aunque en repetidas ocasiones estés muy  lejos de merecerlo, pero al fin de cuentas no siempre lo merezco yo y aquí estas, aquí estamos y así seguiremos.

amor-cama

El permanecer no entiende de definiciones, ni de sistemas, mucho menos tormentas en vasos de agua, simplemente es el desplegar de las alas de cada uno y que en la relación siempre haya libertad para volar, alas para hacerlo, y un árbol de grades raíces que nos haga siempre regresar al nido, al enmarañado nido de nuestra vida juntos. Soy tu mano que te ayuda levantar si caes, eres los brazos que me sostienen y evitan mi tropiezo, en las buenas y en las peores siempre nos tenemos.

En cada “te quiero” están todos los colores que dibujan mis días, tu versión más imperfecta, la que es la peor cara de ti, es la mejor elección para mi, pues en el azar de la vida, tu eres mi mejor partida.

No podemos castigarnos con reproches pues cada vez que tropezamos, ahí estamos para mejorar el camino, la piedra que nos hizo caer, sabemos acomodarla en el espacio justo que da fuerza al cimiento de nuestra bella e imperfectamente correcta relación.

Siempre te ayudaré a recobrar el aliento, en esta vida necesitamos de cómplices y yo te elegí como el mío, y así de la mano seremos el aire de nuestras alas cuando no haya viento, te amo más cuando no lo mereces porque sé que es cuando más lo necesitas.

feliz amor

Y así, sin reproches, sin ataduras, eres mi más perfecto desastre. Amo hasta la versión más imperfecta ti.

Gracias por ser, gracias por estar.



     Compartir         Compartir