tanto tiempo imaginándome un futuro junto a ti, lo que parecía solo un sueño, se convirtió en una verdad muy difícil de creer el día en que tu, si tu, la chica de la que tanto tiempo estuve enamorado, me dijiste lo loca que estabas por mí, lo mucho que me querías….

 

No podía creerlo, todos esos años esperando valieron la pena, tanto tiempo junto a ti, hizo que ambos nos conociéramos mejor, semana tras semana estaba ahí en tu casa, platicando de cualquier cosa, nunca se acababa el tema, incluso a las 2 de la mañana, aun a esa hora podíamos contarnos lo que fuera, poco a poco me sentí mas atraído a ti, lo que fue un enamoramiento paso a ser amor cuando aprendí a quererte con todo y defectos, cuando lo físico era lo de menos…..

Pasaron 6 meses desde que me dijiste tu sentir, que felicidad, sin embargo tenías que marcharte 3 meses, era doloroso dejarte ir todo ese tiempo, y más sabiendo que estarías incomunicada, no sabría nada de ti en todo ese tiempo…

Me despedí de ti en el aeropuerto con muchas lágrimas en el rostro, me prometiste que las cosas no cambiarían y me abrazaste, entonces te marchaste…

Fueron meses duros, pase por tantos problemas, y no podía contarte mi sentir, mi dolor, no podía…

Te llamaba semanalmente con las esperanza de que el teléfono recibiera la llamada, pero solo me mandaba al buzón, ¿que lastima no?, por fin después de tanto tiempo, logre saber de ti, sin embargo habías cambiado, no eras la misma, tu tono de voz tan cortante me dolió tanto, que simplemente me dio miedo volverte a ver…

Llegó el día en que nos volvimos a ver, me dijiste que ya no te sentías atraída a mí y que te perdonara por que yo había estando alimentando ese amor ese tiempo pero tú lo estabas enterrando….

Vaya, ya me lo esperaba, pero aun así dolió el haber perdido una gran parte de ti, saber que ya no existía futuro con esa chica de la que siempre estuve enamorado me golpeó muy fuerte…

Qué semana tan dura, sin embargo mis amigos me rescataron, mi familia me animo, y sobre todo me encomendé a Dios, sabiendo que aunque doliera como una espada que atravesaba mi corazón, con el tiempo esa herida sanaría.

Quedan lindos recuerdos de esa experiencia, aun te considero mi amiga, te agradezco el haberme permitido conocerte y sobre todo, que me hicieras reaccionar que la vida continua a pesar de todas las cosas, me has ayudado a madurar y ver las cosas con otros ojos, te agradezco que me lo dijeras antes de que las cosas fueran más profundas, espero que disfrutes tu vida, porque yo, me he esforzado por hacerlo, los resultados han sido muy buenos.

 

Creo que las siguientes palabras fueran escritas para mí, puesto que me identifico con ellas (aunque no tengan que ser en ese contexto o sentido) y me animan mucho, me hacen ver que no todo se pierde cuando hay situaciones difíciles, que podemos aprender del pasado para disfrutar del futuro…

Si para recobrar lo recobrado

debí perder primero lo perdido,

si para conseguir lo conseguido

tuve que soportar lo soportado,

si para estar ahora enamorado

fue menester haber estado herido,

tengo por bien sufrido lo sufrido,

tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado

que no se goza bien de lo gozado

sino después de haberlo padecido.

2

Porque después de todo he comprendido

que lo que el árbol tiene de florido

vive de lo que tiene sepultado.



     Compartir         Compartir