Oiga señor, tantas veces me pregunté, que pretende usted. Tantos desconciertos puede causarme como ganas de dejarlo.
Durante el paso de los días, entiendo que pretendemos distintos fines del amor. Que lo que para usted es amor para mi es desamparo, tristeza.

Lo que para mi es amor, para usted es obsesión. Será que tiene tanto miedo a enamorarse que por eso me evita?
Créame usted que cuando el amor es correspondido es maravilloso, pero cuando pasa mi situación de amar de un sólo lado, sin compartirlo…

duele, lástima y no sabe cuánto!
Usted no sabe la cantidad de noches que lloré por su amor, por su manipulación, por sus condiciones de amar. Y las termine aceptando.. y acá estoy, una vez mas sufriendo y reviviendo esta crisis de no comprenderlo.

No sé si es parte de su manipulación, o parte de lo que yo llamo amor… eh llegado a odiarlo, va o me propuse odiarlo pero créame que no lo logré.
En fin, creo que lo que lo mantiene vivo a este “amor”, es tenerlo lejos, extrañarlo. Créame que cuando lo tuve por última vez, ya sus besos no me conquistaron como los primeros, ya sus caricias no me erizaban la piel, ya no..

¿ Por qué es tan inevitable plantearle el fin? Sabe usted la cantidad de veces que me propuse a despedirme de su amor.. y acá estoy! Una vez mas pensando en eso..

large (1)

No sé si podré  despedirlo con el tiempo, o tal vez olvidarme de su amor que nunca existió.  O tal vez si lo sé y mi peor miedo es encontrarme en este mundo vacía, sin su amor… o puede ser que yo también tenga miedo a enamorarme, a encontrar alguien que me ame. Y así terminar  de comprobar que todo esto nunca fue amor, y defraudarme de usted una vez mas..

Por: Carolina Gallastegui



     Compartir         Compartir