Es difícil aceptar que el amor entre dos personas se haya acabado. Quisiéramos que fuera más difícil darnos cuenta que así sucedió, que el amor se termino. Saber cuando el amor se termino en medio de una pareja que juro amarse es demasiado sencillo.

Sus manos dejan de estar tan cerca de tu cuerpo por mucho tiempo. Sus labios ya no te besan con la misma intensidad ni con la misma frecuenta. Su cuerpo deja poco a poco de ser tuyo alejándose junto con el amor que un día te juró. Lo sé, es difícil aceptar que esto esta pasando en medio de ti y de esa persona a la que tu corazón todavía ama, pero ésta es la verdad y no se puede cambiar por más que intentes cerrar tus ojos y pensar que tu cabeza solo juega con la imaginación. Es difícil aceptar que estas perdiendo a esa persona con la que pensaste una vida entera, con esa persona que deseas tanto a tu lado.

Pero no debes sentirte mal al descubrir la verdad sobre ese sentimiento llamado amor. No te sientas mal en darte cuenta que el amor no es lo que siempre imaginaste, que las personas no se aman de la misma manera como en tus historias de amor que te llenaban de ilusión y te animaban a buscar a esa persona que te amaría de la misma manera. La realidad del amor es lo que va arrancando las ilusiones de encontrar a tu “media naranja”, “al amor de tu vida”, “a tu príncipe azul”.

La cruda realidad es esa amiga que está contigo en las buenas en las malas, es esa amiga que siempre te dirá las cosas como son a pesar del dolor que esto te produzca. Al fin de cuentas la verdad es la que quita cualquier ilusión o imagen errónea que puedas guardar en tu mente de cualquier tipo de tema o circunstancia. Suena algo tonto, pero siempre la verdad estará de tu lado aunque existan ocasiones que no lo parezca. Busca la verdad y no tengas miedo de enfrentarte a ella porque es la única persona en la que podrás protegerte de esas personas que solo buscan hacerte daño.

No te preocupes si sus manos ya no te acarician como antes. No te preocupes si sus labios ya no buscan los tuyos para ser besados. No te preocupes si poco a poco se convierte en hielo. No debes preocuparte porque es mejor que sea sincero contigo y no se encuentre jugando contigo porque entre mas te eleve, el golpe será más fuerte. Alégrate cuando te muestre lo que siente, aunque no se te lo diga. Alégrate cuando se aleje de ti cuando ya no sienta nada porque no te quitará más tiempo. Para nadie es difícil escuchar la verdad, y mucho menos cuando esa verdad no nos gusta, pero es necesaria.

Así que escucha a tu corazón, pero sobre todo observa bien y fíjate si el amor se acabo en él. Si la verdad duele debes recordar que la mentira dolería mucho más.



     Compartir         Compartir