A muchos nos ha sucedido, sufrir por un amor, lo cual solemos llamar “mal de amores” o muchas veces “desamor”. Si he de ser sincera, he sufrido dos grandes males de amor en mi vida, que me hicieron padecer mucho en su momento, porque yo no me esperaba que dichas historias terminaran así, pero también déjame decirte que aprendí bastante de esas dos experiencias, porque creo que de las vivencias dolorosas es de las que más se saca provecho y sabiduría de vida.

Sin más rodeos, aquí te dejo unos consejos que te pueden ayudar a superar ese terrible mal de amores que te acongoja en estos momentos:

  1. No sucumbas antes emociones y sentimientos negativos

Es probable que sientas ira, ganas de vengarte, dolor, tristeza, desesperación, incredulidad, dudas, o negación de tu situación. Esto te lleva a sentir, a su vez, ganas de que la otra persona regrese, y quizá te dé momentáneamente fuerzas para querer mantener viva la llama de un amor imposible ya. Por favor, no caigas en equivocaciones y no cometas errores por culpa de estos sentimientos. No cedas a la tentación de llamarlo, de buscarlo, cuando ya todo acabó, porque lo único que lograrás será hacerte daño y, en el peor de los casos, humillarte.

  1. Escribe o habla acerca de tus sentimientos

No te guardes lo que estás sintiendo. Una forma de liberarte es hacer catarsis, y para ello debes exteriorizar lo que traes dentro y te está consumiendo. Abre un documento de Word y ponte a escribir todo lo que te salga sobre el asunto, sin límites ni presiones. O bien, busca una persona de tu entera confianza y habla del tema con ella, quizá no tanto para buscar consejo sino simplemente para que te escuche y puedas descargar tus sentimientos.

  1. Cuida tu cuerpo

Algunas personas pueden asumir conductas autodestructivas como una manera inconsciente de desquitarse con la persona que las dañó o las traicionó. Así, pueden, por ejemplo, llevar dietas poco saludables o incluso autolesionarse. No caigas en esa trampa. Piensa que lo más importante es cuidar de ti misma y que ya saldrás de esta y no querrás haber dañado tu cuerpo en vano.

  1. Ejercítate

Al ejercitarnos, liberamos endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, las cuales nos ayudarán a salir de ese estado de tristeza en el que nos encontramos por culpa del mal de amores.

  1. Ve las cosas buenas que tienes en la vida

Toma en cuenta que esa persona no es el centro del mundo. Pon atención a todo lo bueno que tienes a tu alrededor, tu familia, tus amigos, tus pasatiempos, tus talentos, tus pasiones, tus metas, tus sueños. Concéntrate en ello.

  1. Haz cosas que disfrutes para reducir tu ansiedad

Retoma ese deporte o esas lecciones de música o arte que tenías abandonadas, o lo que sea que disfrutabas hacer sola o en compañía de personas que no fueran esa persona en particular.

  1. Evita hablar de esa persona que se ha ido de tu vida

Cuando perdemos a una persona, esta se vuelve nuestro tema favorito de conversación. Evítalo por completo. Sácalo de tu mente y de tu sistema. Sólo así lograrás recuperar tu independencia emocional.

Espero que estos consejos te hayan sido de utilidad. 🙂

Autor intelectual: Erika Otero Romero

 



     Compartir         Compartir