Sigue intentandolo. Sigue tratando de derribarme con tus mejores armas, con tus mejores palabras, pero solo tengo que recordarte que soy una mujer fuerte y que no será tan fácil derribarme, no será tan fácil deshacerte de mí porque estaré firme con cualquiera de tus ataques. No te pertenezco y tampoco podrás nunca decirme que hacer o no hacer porque además de mi fortaleza tengo inteligencia y me considero una mujer totalmente independiente que no depende nunca de nadie más, que no depende de nada ni de nadie para poder seguir adelante. Una mujer que no espera ordenes de cuando atacar ni como debe hacerlo, así que no te preocupes, aún queda mucha diversión porque no has terminado conmigo y sigo esperando tu mejor golpe.

Aquí estoy a pesar de todo, a pesar de todos los golpes y caídas que me ha dado la vida. Aquí sigo a pesar de caerme por los obstáculos y pruebas que la vida me ha puesto enfrente. He caído, pero me he levantado en cada una de las caídas y cada vez que lo hago me levanto con más fuerza, con más experiencia estando lista para la siguiente prueba.

Soy una mujer fuerte así que no temas de dar lo mejor de ti, porque con cada uno de tus golpes y ataques me haces más fuerte y me enseñas tu jugada, así que sigue así, por mi no te detengas, no tengas miedo de lastimarme pero tampoco te confíes porque puedo atacar en cualquier momento y cuando menos te des cuenta. No te distraigas porque estaré atenta a la mejor oportunidad para derrotarte. No te separes demasiado ni pienses que no estoy preparada. No te pongas de espaldas ni te distraigas porque en cualquier momento podrás sentir la fuerza y el golpe que podría destruirte y con el golpe con el que pueda demostrarte mi fuerza y tu debilidad.

Si en algún momento me alejo no es por estar huyendo, es porque estoy tomando impulso para atacar de nuevo porque sé que será difícil que me veas en el suelo y si llego a caer no te preocupes que me repondré y podré levantarme de nuevo, cuando menos te des cuenta estaré de nuevo de pie. Solo puedo decirte estás palabras y asegurarte que ni un rasguño me detendrá, quizá me duela pero debes estar seguro que me repondré porque han sido ya mucho el daño que he recibido y veme que sigo aquí de pie.

Estos segura que en algún momento podrá llegar mi fin pero ya conozco tu jugada, ya conozco cada uno de tus movimientos y por eso estoy segura que contigo ganaré, porque sé como debo jugar y mover las cartas para derrotarte. No lo he hecho, es cierto, pero no es por falta de estrategia, es porque estoy esperando el momento adecuando para hacerlo y demostrarte lo fuerte que soy, para demostrarte lo mucho que puedo dar y demostrarte que todo este tiempo estuve consiente de lo que pasaba pero me encontraba viendo cada detalle de ti para conocer tus puntos débiles y por fin terminar contigo.



     Compartir         Compartir