No debes creer que siempre estarás dentro de mí. No debes pensar que no soy capaz de sacarte de mi mente y mi corazón, porque no es así. Soy lo suficientemente fuerte para olvidarte y seguir con mi vida a pesar de que no estés a mí lado.

Soy fuerte gracias a todos esos golpes que me dio la vida cuando estuve a tu lado. Aprendí a llevar mi vida sin ti, no depender de ti y pensar en que esto algún día llegaría a su fin. Soy lo suficientemente fuerte para olvidarte porque no vale la pena tener en el corazón la basura que vas acumulando durante el tiempo que caminas sobre este planeta. Te olvidaré porque fui yo quien te abrió la puerta para que salieras de mi vida y con el plan de que nunca regresaras. Fui yo quien deseaba que ya no compartieras mi tiempo, que ya no estorbaras en mi camino sino que sabía que debía seguir sola y poder encontrar todas esas monedas de oro que deje ir por ti, todas esas oportunidades de buscar mi propia felicidad y ser mejor cada día.

Dolió un poco porque dejaste un espacio vacío dentro de mi corazón, pero soy capaz de volverlo a llenar con esas cosas maravillosas que pasan en la vida, con esas cosas que son por única vez y debes sujetarlas y tomarlas en cualquier oportunidad; esas cosas son las verdaderas amistades, la familia, el abrazo sincero y el apoyo incondicional; ¡vaya!, todas esas cosas que jamás tú pudiste darme.

Mírame levantarme sin ti, sé un nuevo espectador de la manera en la que avanzo sin ese gran peso que me detenía, sin tenerte a mi lado para que arruinaras mis decisiones ni me manipularás para cambiar el camino a tu antojo. Ahora sé que es mi vida y puedo ver todo el tiempo que perdí intentando solucionar esta relación que jamás tuvo reparación. Mírame siendo fuerte y salir adelante. Mira como mis heridas sanan gracias al tiempo y como el olvido me rodea con sus brazos quitando todo lo que no sirve dentro de mi cabeza: tus recuerdos.

No te necesito en mi vida porque antes no estuviste en ella y fue mucho mejor, pero cuando llegaste a ella lo estropeaste todo, no debiste nunca de haberte topado conmigo y tratar de incrustarte en mi tiempo y en mis días. No eres necesario ni bienvenido en ella porque soy mejor persona sin ti, porque no eres necesario para que mis pulmones tomen el aire suficiente para seguir respirando y mis pies no te necesitan para seguir caminando. Mis manos no te necesitan para seguir descubriendo las maravillas de la tierra, mis labios no te necesitan para seguir besado y mi corazón no requiere nada que venga de ti para seguir latiendo. Mi mente no te necesita, al contrario cada vez que están dentro de ella destruyes mis sueños y mis metas. ¡Estorbas!

Así que puedes seguir tu camino, de hecho me estarías haciendo un favor.



     Compartir         Compartir