Desde que comenzamos, te lo advertí, te puse las cartas sobre la mesa, te dije que era dramática, demandante, y que no era fácil estar a mi lado, dijiste que solo estaba haciendo uso de mi mecanismo de defensa pues tenía miedo que me enamoraras.

Te dije que debías ser valiente para estar con alguien como yo, sin embargo, no quisiste hacerme caso, te metiste en mi vida y no hiciste caso de mi advertencia, pues creíste, que solo se trataba de otro de mis dramas, y no te culpo pues te dije que en mi abundan.

sad

Y bueno, comenzaste según tú, a ponerte las pilas para que cada drama infundado desapareciera y camináramos juntos por el sendero de la vida románica en pareja, ¡qué tontería tan grande la tuya!

Ahora, aparte de dramática, por tu culpa estoy confundida, no sé si cada teatro que te armo me lo saco de la manga, o de verdad tu indiferencia, tu falta de compromiso, tu falta de “GANAS” en la relación, son los motivos que me orillan siempre a reclamarte de esa manera, me llevan de manera segura a un drama más grande que el anterior.

¿Es tan difícil para ti entender que me siento rechazada, por la persona que logró meterse en mi corazón?

No es novedad que en repetidas ocasiones planees cosas para los dos, mismas que jamás llegas a cumplir, ¿qué es lo que pretendes?, ¿estas midiendo el nivel de mis dramas, quieres ver cuál es el más grande que puedo hacer?, es tan difícil dejarme ir cuando te lo pido, porque siempre  regresas para hablarme bonito y conquistarme.

adios

Tengo algo que decirte, si no te has dado cuenta, te has empeñado en demostrarme que no quepo en tu vida, que estas mejor sin mí.

De verdad espero no lo tomes como “otro de mis dramas” sí, lo sé, hago dramas al mil por hora, pero te empeñas en pulir mi arte de hacer panchos, ya no más, en serio, vete a hacer sentir menos a alguien más…

Déjame a mí y a mis dramas, simplemente queremos estar sin ti.

 

 



     Compartir         Compartir