Necesitas saber que has errado al creer que te  necesito para ser feliz, creo que no has caído en la cuenta de que me sé  valer por mí misma, que no tengo miedo de nada, que no tengo miedo a seguir sin ti.

A veces  creo que tienes exceso de confianza, pues te piensas indispensable, crees que dependo de ti para sentirme viva, para sonreír.

Creo que tienes que abrir muy bien los ojos y darte cuenta de una vez de que nos soy así, mírame fijamente y descubre que soy una mujer independiente, trabajadora, descubre de una vez que soy una mujer que no se sabe rendir.

la luna

La verdad es que al principio confié en ti, pero tengo ese sexto sentido que con el tiempo me hizo descubrir que a los hombres de tu tipo les molestan las mujeres de mi tipo, esas que son autosuficientes, que se esfuerzan, que trabajan, que si quieren la luna, no viven esperanzadas a que alguien les ayude a bajarla, pues en mi caso, si quiero la luna, encuentro la manera para bajarla.

Perdona que sea yo la que te dice adiós, pero tu personalidad no va conmigo, ni tus expectativas coinciden con lo que quiero yo.

Te sugiero que busques a una chica que no te de problemas, que no discuta tus ideas, que acepte todo lo que dices sin dar pelea;

Solo espero que cuando la encuentres, no te aburras de ella, pues la verdad es que si aún existen, tengo que decir que me duele por  ellas,  por guardar lo que sienten, por apagar su voz, sus deseos, sus sueños, sus ideas.

3

No, yo nunca podré ser así, la verdad pierdes el tiempo en tratar de cambiarme, en tratar de hacerme coincidir con tu forma de vivir.

 Tengo muy claro lo que soy, lo que quiero para mí, así que pega la vuelta y vete de aquí.

Escrito por:    Señorita Libélula.

 

 

 

 



     Compartir         Compartir