Hoy es el momento de disfrutar la vida y sonreírle con la mejor sonrisa. Es momento de que disfrutemos la vida con cada una de las cosas buenas y malas que ésta te ofrece. No es momento de ver la tristeza y todas esas cosas que en algún momento dañaron nuestros corazones; no es momento de ver el daño que se nos ha hecho desde el pasado y recordarlo cada día del futuro sin poder dejar que el alma sane y nuestra mente se limpie de todos los recuerdos que dañan nuestro corazón y hace que las heridas no puedan cicatrizar.

Hoy es el momento de sonreír porque no sabemos si el día de mañana podremos hacerlo porque la vida se debe de disfrutar en el momento porque el futuro es incierto, porque no sabes cuantos años o cuanto es el tiempo que aún te queda en esta tierra. Disfruta tu vida en el momento y no deja que nada ni nadie se interponga en el camino de tu felicidad porque pueden arruinar el posiblemente último día de tu vida. No te quedes ahí y disfruta el día porque puedes preguntarle a una persona que tuvo un accidente o pudo ver de cerca el fin de sus días lo que pensó en ese momento al darse cuenta que llegaba su fin y que quizá no había disfrutado la vida como lo tenía planeado.

2

¿Para que esperar hasta el último momento para poder ser feliz? No dejemos las cosas para el siguiente día, disfrutemos las cosas y a nuestros seres queridos en el momento. Toma cualquier oportunidad que este cerca de ti porque después no podrás hacerlo. No desgastes tu tiempo con personas que dañan tu vida, que no valen la pena, es mejor disfrutar la vida a lado de personas que de verdad valen la pena y que enriquecen tu vida con tan solo estar cerca de ti, porque pasar los días con esas personas puedes disfrutar tu vida y no dejar que se te vaya entre los dedos para llegar al final y pensar que has desperdiciado tu vida y que no pudiste lograr todo lo que estabas dispuesto a hacer.

No dejes que las cosas del pasado te atormenten y deja que se vayan para que puedas recibir las nuevas que están a punto de llegar a tu vida. Disfruta lo que tienes y no pienses en todas esas cosas que aún no han llegado a tu vida, no te atormentes y no desees lo que no tienes, mejor disfruta las cosas que ahora están cerca de ti, todas esas cosas que aún están a tu lado y que amas que estén ahí pero que no le dedicas el tiempo suficiente por preocuparte por todas esas cosas que no tienes. Disfruta todo lo que hay hasta el momento en tu vida y no te preocupes ni siquiera si vivirás el día de mañana o no.  No dejes nada para mañana si sabes que puedes hacerlo hoy porque quizá mañana ya no tendrás la oportunidad de hacerlo y menos ser feliz y sonreírle a la vida.



     Compartir         Compartir