Decir que me gusta estar con usted sería poco, decir que cada segundo compartido con usted se convierte en una invaluable joya, sería muy simple.

Tampoco basta con decirle que me encanta todo de usted, ni con decirle que cada vez que respiro mi alma pide a gritos poder sentir la suya. 

Mil vueltas he dado en mi cama esta noche, tratando de encontrar la forma de demostrar, el sentimiento para expresar y las palabras para adornar todo el universo que usted en mí provoca.

Usted no imagina lo que ha causado en mi vida, no entiende lo maravillosa y valiosa que es para mí, no alcanza a comprender que para mí es perfecta.

Perfecta no en el sentido de carecer de defectos, sino en el hecho de que sus defectos muchas veces,son lo que mi vida necesita para ser mejor; perfecta en el sentido de que mi corazón está completo y se siente seguro con usted; perfecta en el sentido de que no hay nadie más en este mundo que sea mejor para mí, porque me voy convirtiendo en mejor persona desde que la conocí.

Claramente  es imposible explicarlo con palabras y las acciones parecen poca cosa, no serán suficientes; sin embargo, aunque tal vez no sepa expresarlo o no logre demostrarlo a la perfección, entiendo perfectamente que es usted la mujer más increíble del mundo, la única que habita en mis sueños, la única que se pasea libremente por mis pensamientos y fantasías más dulces, la única que pueda poseer mi corazón mientras yo tenga vida y la única que por la eternidad buscaré hasta encontrar. 

Un amor sincero es lo que ha despertado en mí, una pasión que siendo limpia y sin condición es tan intensa que arde como un fuego imposible de apagar, sueños, ilusiones y esperanza es lo que ha dado usted a mi vida, llevándola de un deseo loco y alucinante por vivir.

Al final no quedan más palabras por decir, no hay más frases bonitas por escribir; ya no hay más que hablar, mi alma y corazón son suyos, suyos nada más.

Sólo queda darle gracias, gracias por entrar en mi vida, gracias por darme otra vez vida, gracias por enseñarme a sentir, a amar, a reír.

Gracias por amarme y por dejarme amarla como la amo…

 Gracias por ser usted.

 

por 



     Compartir         Compartir