Es difícil cuando te das cuenta que una de las personas que más amas en este mundo, una de las personas que más quieres tener a tu lado, con la que sueñas pasar el resto de tu vida te diga que él solo quiere ser tu amigo. Duele cuando esa persona te dice que solo quiere tu amistad y no busca nada más contigo mientras tú por dentro te mueres de amor. Te mueres de ganas de tomarlo en tus brazos, de hacerlo feliz, de demostrarte todo lo que sientes por él y todo lo que estás dispuesta a hacer para permanecer a su lado.

¿Solo podemos ser amigos? Es una de las preguntas que nos hacemos cuando la confusión consume nuestra mente; cuando ya no sabemos si nos quiere, sino lo hace, si ve un futuro a nuestro lado o no lo hace. Llega a nosotros una pregunta cuando comienzas a salir con esa persona que tanto te interesa, cuando sabes que cada vez que estás a su lado te demuestra que puede pasar algo más allá de una amistad y comienzas a preguntarte en ese momento si quiere ser más que un amigo.

Cuando comienzas a cuestionarte en la posibilidad de salir con esa persona que tanto te importa en una relación seria y cuando comienzas a crear historias dentro de tu mente donde existe el amor, todas las posibilidades y un sin fin de escenas que te llenan el corazón de emoción por estar con esa persona es cuando comienzas a darte cuenta que quizá estés perdiendo tu tiempo pensando que estás ahí a su lado mientras el no quiere nada contigo. Es dicil hacerle la pregunta porque comienzas a pensar que no será tan y como lo imaginaste; que las cosas no se darán como siempre lo soñaste. Es ahí cuando la desilusión vuelve y nos consume. Consume todos los sueños, todas esas ideas que te hiciste pensando en esa persona tan especial. Es cuando tu corazón se parte en dos y te das cuenta que las cosas no siempre se dan como tu lo deseas, que las cosas no siempre serán tan fáciles y que debemos aprender con dolores que son inevitables.

Ver como amigo a esa persona con la que te soñaste por mucho tiempo no es nada fácil. No es fácil ver como un amigo a esa persona que roba tus sueños durante las noches y que ahora te roba el corazón cada vez que piensas en él y te das cuenta que no habrá nunca una posibilidad de estar a su lado. Lo quieres, deseas estar a su lado pero sabes que es imposible estarlo, sabes que quizá esté enamorado de otra persona, sabes que no pudiste llenar sus expectativas y que no podrás lograr que se enamoré de ti. Sabes, sabes que debes olvidarlo a pesar de todo porque llegará un día en el que él encuentre a una persona que si llene su corazón, una persona con la que si esté dispuesto a pasar su tiempo, entregare amor y estar ahí por siempre para esa persona.



     Compartir         Compartir