Despedirse de quien amas es indudablemente una decisión complicada, tienes que hacer de tripas corazón para no llorar, aunque  al final no puedas reprimirlo. En este caso es distinto, sí, estoy llorando, y tú también lo haces, pero  no intentamos reprimirlo, nuestras lagrimas son de esas que aunque duelen, no dañan, de esas lagrimas que brotan con la conciencia tranquila.

Hay historias que simplemente no se concretan, almas que por más que quieran,  no están destinadas a estar juntas, la vida es así y hay que aceptarlo. Te quiero y tú también me quieres, pero somos diferentes, nuestros caminos lo indican, nuestros sueños lo saben. Hay veces que querer estar juntos no basta, ni tampoco basta solamente amar.

amor

Considero que  es de almas nobles reconocer lo bueno en los otros, sobre todo cuando hubo de por medio tanto amor como en nuestro caso.  Absolutamente todas las personas dejan un poco de si cuando se marchan, y tú, tú me has dejado tanto.

Como no sonreír al recordar mis momentos contigo, los besos en la mañana, las largas platicas de madrugada, por tu apoyo, por tus palabras de aliento, por tus besos, por tu tiempo, por las risas por  tu amor.

  

Porque a tu lado todo era perfecto, por los ataques de risa, y también de comida, por nuestras tardes de cine, por tantas caricias; por enseñarme a dar amor a manos llenas, por entregármelo de la misma manera. Por los excesos de besos siempre insuficientes.

Gracias mi amor porque  aunque te vayas lejos de mi vida, me han quedado  grabados tantos recuerdos en la memoria; porque aunque tenga que prescindir de tu risa, de tu mirada, de tus caricias, no deseo luchar contra todo eso. Prefiero dejar que el tiempo haga lo suyo, que poco a poco tu ausencia duela menos y por lo pronto seguir pensando en ti con cariño.

manos

 

Fuiste y sigues siendo el hombre de mi vida. Sé que no será así por siempre, que algún día volveré a enamorarme, pero puedes estar seguro que cada vez que te recuerde, tendré para ti una sonrisa sincera y un te quiero.

Sólo me resta decir… “Gracias por todo amor”

 

 



     Compartir         Compartir