Esta noche  las mismas estrellas  nos cobijan, pero tan  lejos uno del otro, tan distantes…

Te dedico estas líneas, a ti que fuiste mi vida entera. Te las escribo hoy, que veo tus fotos andado en otos rumbos  y no te reconozco,  hoy que eres solamente  un extraño, alguien a quien creí conocer. No sé si realmente existió ese momento en el que  nos complementamos de tan maravillosa manera, te abrí mi corazón y tú, ¿ tú hiciste lo mismo?, no lo sé, simplemente aposte  a que  eras lo mejor en mi vida,el amor de mi vida.

fuiste engaño

En ti veía a la persona que siempre soñé, tal vez, solo tal vez, vivía en una ilusión, en una bella fantasía.  Compartimos nuestras  metas, tus sueños y los míos , trazamos en el mismo rumbo  todos nuestros objetivos; no puedo negar que me sentí confiada, identificada;  te idealice y creí cada una de tus palabras, cada una de tus mentiras.

Tantas veces me dijiste te quiero, aunque  en el fondo, yo sabía que no era cierto, pero mi imagen casi perfecta de ti no me permitía ser  sincera, ser  objetiva, y seguí con el juego.

  

¿Te conocí realmente? No lo sé, descubrí de ti, que no  eres esa persona a la que le nace ser tierna, pero cuando se entrega, lo hace con todo su ser. Hoy no te reconozco, no sé quién eres, no entiendo ni comparto tu camino, y tus metas son muy lejanas a las mías, el velo que cubría mis ojos , poco a poco comenzó a ceder.

falsedad

No eres la persona que me mostraste. Entendí que a veces tienes que alejarte un poco para poder apreciar una obra de arte, de lejos eras completamente distinto, me percaté que realmente no te conocía, me descubrí a mi siendo ingenua, confiando en ti, pero tan equivocada, tan confundida,  me aferraba a ese reflejo mío, jugaste muy bien tus cartas, me creí todos tus engaños y por poco me perdí.

Que tarde descubrí que tu amor solo fue un triste engaño, pero hoy más consciente retomo el camino, renuncio a ti.



     Compartir         Compartir