Sólo a ti, sólo a ti te miran mis ojos pues no necesito ver a nadie más, el mundo entero desapareció de mi vista desde aquél día que me enamoré de ti, porque no necesito mirar otros rostros ni otros cuerpos, porque puedo encontrarte de entre miles y cientos.

Sólo a ti, mi corazón de quiere, eres el único que lo hace brincar, que le provoca tanto amor que llega a brillar, si pones tu mano en mi pecho sentirás el calor que irradia esa luz. La verdad es que hay muchas palabras que puedo utilizar para explicar lo que en verdad me provocas, pero no sé como ordenarlas para que tengan un sentido.

Me he enamorado de una forma que ni siquiera puedo ser capaz de ordenar mi pensamiento y hacerlo funcionar en base a lo que siento, mira lo tonta que me veo tartamudeando tratando de explicarte que no deberías preocuparte por nada, porque sólo te veo a ti y a nadie más.

Yo sé que no somos personas de muchas palabras, porque a veces un par de miradas nos bastan para saber lo que estamos pensando o bien pasando, nos son más útiles las acciones porque así hacemos algo para sentirnos mejor. Yo valoro el tiempo que me prestas, el tiempo que paso contigo aunque a veces las distancias y las labores no nos dejan hacer lo que en verdad queremos.

descarga

Yo te elegí a ti, porque no hay otra persona que logre comprenderme con sólo mirarme, que logre cambiar mi día entero con una simple sonrisa o un sincero ¿Cómo estas? No hay otro hombre que allá logrado hacerme sentir esas cosquillas en el estomago y no haber vomitado, tanto que me negué a enamorarme y contigo lo logré sin querer.

Sólo a ti, sólo contigo y sólo para ti.



     Compartir         Compartir