¿Quién no le teme a la soledad? Conforma vamos creciendo, teniendo relaciones amorosas, amistades y conociendo personas, nos vamos dando cuenta de a cuantas personas les da un miedo irracional a la soledad, a estar solo o bien estar soltero.

Son más las personas que le temen a la soledad que quienes la disfrutamos, yo pregunto ¿Qué hay de malo en estar solo? Mientras estamos solos tenemos la oportunidad de aprender muchas cosas que mientras estamos con alguien, principalmente conocernos a nosotros mismos. Nos damos cuenta de cosas que mientras estamos acompañados ignoramos sólo para siempre saber que le pasa al otro.

Y tampoco hay nada de malo en preocuparse por la persona con la que estemos, pero si hay algo malo en dejarnos a nosotros mismo en el olvido mientras estemos dentro de una relación.

La soledad puede ser nuestra mejor aliada después de una ruptura, pues nos brinda tiempo para poder pensar porqué salieron mal las cosas, nos da tiempo de poder conocer nuestros errores y nuestras virtudes. Con este beneficio aprendemos a no equivocarnos de la misma forma todo el tiempo, o por lo menos procurar no hacerlo.

Nunca es sencillo aprender a la primera, y no caer en el mismo hoyo, pero es eso lo que precisamente nos ayuda la soledad. Es nuestra mejor amiga porque es capaz de obligarnos a pensar en nuestros problemas para no ignorarlos y tratar de darles una solución, nos ofrece la oportunidad de buscarnos una mejor vida, con más esperanzas de éxito, en cualquier sentido.

mirando-al-mar2

Yo no le temo porque me deja estar un tiempo conmigo misma, para aprovecharme al máximo, para consentirme como más me gusta y hacerlo exactamente a mi gusto, sin esperar a que alguien más lo haga y sin equivocaciones caprichosas que puedan molestarme.

No temas al que dirán, es mejor esperar un tiempo para poder renovarte, conocerte un poco más y saber seguir adelante de manera consciente y coherente, para  poder volver a elegir a alguien que no sea igual al que te acaba de lastimar.



     Compartir         Compartir