Odio esta manera de sentir, esto de amarte tanto y que tu no sientas lo mismo por mi, odio necesitarte de esta manera que no me deja seguir, imposibilitándome a cerrar el ciclo, aferrándome a la idea de que este espacio en mi alma es solo para ti.

Odio que tu ausencia duela, que tus recuerdos se aferren a quedarse  aquí, odio que mi cuerpo extrañe tus caricias, odio que mi boca aun tenga el sabor de tus besos, odio que mis manos extrañen tu piel.

Odio que en el momento más inesperado, cualquier pretexto me  recuerde a ti, por ejemplo aquella canción en la radio, o  mirar a alguien parecido a ti.

dejarte

Odio que la melancolía me invada en días de lluvia, aquellos en los que no queríamos salir, odio mirar tu espacio vacío en el sofá, ese que se convirtió un mundo aparte, solo para los dos.

Odio respirar tu ausencia en cada rincón, odio no poder controlar mi llanto, odio no poder olvidar tu risa, ni el sonido de tu voz.

La verdad es que me cuesta tanto esta soledad, a veces pienso que el tiempo actúa lento, en eso de ayudarme a sanar.

Algunos dicen que es normal, pero parece ser, que yo no sé lidiar con la soledad

Dime cómo lograr escapar de  ti, cómo dejarte ir, cómo le hiciste tú para volver a comenzar.

dejarte ir

Te juro que ya no quiero llorar, ni sentirme mal, te juro que solo quiero olvidar, despojarme de los recuerdos que me hacen tanto mal.

Dime por favor, cómo hiciste tú para dejar nuestra historia atrás.

 

 

 

 

 

 

 



     Compartir         Compartir