Estoy cansada de las palabras, de esas palabras que solo expulsas y se derriten junto al viento. Estoy casada de escuchar de tus labios que las cosas serán diferentes, que vuelva a tu lado porque te equivocaste, porque ambos tuvimos errores, que las cosas cambiarán para bien y que no volverás a hacerme daño. Estoy cansada de que cuando obtienes lo que quieres las palabras se vayan de tu mente, no las recuerdes vuelvas y no haya cambios entre tú y yo.

Mis oídos se han cerrado para ti y no quiero que se vuelvan a abrir. No quiero que mi esperanza vuelva a ser la misma de antes, que vuelva a creer en ti y en todas tus palabras. No quiero volver a caer en ese chantaje que me hacen tus ojos y esa máscara que cargas contigo cada vez que vas a convencerme de regresar a tu lado. No sé por qué lo haces, no sé porque luchas para que siga a tu lado si lo que sientes no es verdadero, si no te duele mentirme, si no te duele saber que me perderás de nuevo. No sé por qué quieres que siga tu lado, por qué gastas saliva para mantenerme a tu lado si sabes que en cualquier momento te volverás a ir. Si realmente me quisieras a tu lado no solo lucharías por mí con palabras, sino que también lucharías con toda tu alma, cambiando las cosas que me separan de ti, cambiando todas esas cosas que me hacen tanto daño, porque sabes que me hacen daño y cuando amas a una persona su dolor es tu dolor.

No te preocupes porque desde hace mucho tiempo me di cuenta de tu plan, del por qué estaba a tu lado y del por qué te retirabas sin sentir nada. Sé lo que sentías dentro de ti; sé que sabías que con solo pedírmelo volvería porque sabías que lo que yo sentía por ti era amor verdadero y que era ese mismo amor que me convencía a volver a tu lado, que era ese amor quien no me dejaba estar lejos de ti y me llenaba de desesperación esperando el día en el que volverías. Estaba puesta tu confianza solo en ti, en tus palabras y sabías que no importaba que siguieras siendo el mismo que yo estaría ahí porque realmente te amaba. Pero las cosas ya son diferentes porque pude despertar, porque pude abrir mis ojos y observar la gran cantidad de oportunidades que tengo de encontrar a alguien que realmente me aprecie y que tenga el valor de quedarse a mi lado porque encontraría algo en mí que no dejaría que se alejara, porque sé que existe la oportunidad lejos de ti de encontrar a esa persona que este dispuesta a amarme como yo estaré dispuesta de hacerlo.

Sigue hablando, no te canses. Sigue diciendo que las cosas cambiarán, que ya nos será lo mismo. Sigue mostrándome ese dolor tan falso como antes para que me haga volver. Pierde tu tiempo como yo lo perdí dándote tantas oportunidades, ya no importa porque ya no estoy dispuesta a escucharte de nuevo, porque ya no estoy dispuesta a regresar a tu lado e ignorar mi propia felicidad.



     Compartir         Compartir