Solo nosotros sabremos que es verdadero, cuando al tocar la mas ínfima parte de nuestra piel, se nos paraliza hasta la médula.

Cuando una persona ama, es muy bello, cuando alguien nos ama es complicado, pero cuando dos personas se aman no hay ninguna fuerza del universo que se asemeje, esto me ha sucedido y hasta el día de hoy agradezco que me suceda.

Soy afortunada por amar a la persona que me ama, OJO, que no se confunda, hemos vivido miles y miles de cosas terribles, pero lo hermoso de las fallas y los errores, es aprender y seguir para adelante, hoy puedo asegurar que nadie en esta vida es indispensable y que no se necesita de nadie para vivir, pero sí puedo afirmar con entereza que elegimos con quien seguir y compartir su camino.

Si, yo, con 22 años puedo afirmar que deseo mas que nada en este mundo pasar mi vida entera con el hombre que tengo a mi lado, mi amigo, compañero, maestro y amante. ¿Y saben por que razón lo elijo? Porque el me enseño lo que es amar con locura, ciegamente. Sufrir juntos y también me enseñó lo que es sufrir sola, su ausencia. Igual se lo agradezco, porque saqué la conclusión de que en esta vida, si no hay ácidos, amargos, calientes y fríos, dulces y salados, no sabríamos que es uno sin el otro, no sabríamos distinguir lo que es rico y hermoso en esta vida.

Él es hermoso, maravilloso, con todos sus defectos, que cada uno de ellos hace resaltar sus mejores virtudes. Él me elije día a día, hora a hora. Y me lo ha demostrado siempre, también cuando se ha ido, porque cada vez que nuestras miradas se cruzaban, sabíamos, ambos, que ahí estaba, flotando en el aire nuestro amor, y que estábamos hechos para compartirnos siempre.

????????????????????????????

????????????????????????????

Y YO SE QUE ES ÉL, PORQUE CON EL SIMPLE HECHO DE MIRARLO, YA SACA MI MEJOR SONRISA, MI MEJOR PARTE, MI MIRADA ILUMINADA, SÓLO ÉL, Y SIEMPRE VA A SER ÉL.

Ahora, vamos los dos agarrados de nuestras manos y sabemos que nunca, nunca más, vamos a soltarnos. Prometimos alimentar esto siempre, siempre que nos amemos.

Así que cuando se pregunten, ¿será amor?, podrán contestarlo, cuando al mirar a esa persona, al rozarla, sientan esa chispa, que el mundo se detiene, que no existe ni el clima, ni el sol, ni la luna, que se les paraliza hasta la medula, con una gran sonrisa en el rostro.

Lucrecia Zarini.



     Compartir         Compartir