Me alegra que la vida me haya puesto con una persona como tú, que me haya dado la oportunidad de toparme con una experiencia tan amarga como la que viví a tu lado, porque la verdad es que aprendí de mis errores y espero no volver a cometerlos, pues ahora podré reconocer a las personas que sean como tú, y en cuanto la reconozca sé que tendré que alejarme porque no valdrá la pena.

Siempre pensaste que eras el mejor, y no dejabas de presumirlo por aquí y por allá; pero eres el único que no se ha dado cuenta que en realidad no vales nada, no solo para mí, para más personas que han tenido la misma oportunidad que yo de mantenerse cerca de ti y poder conocer lo que eres realmente. La verdad es que te crees mucho más de lo que en verdad eres, porque en el mundo hay personas que valen mil veces de lo que vales tú, personas con las que de verdad vale la pena mantener algún tipo de relación porque tienen que ofrecerte, porque son humildes y saben como tratar al prójimo sin sentirse la última maravilla del mundo.

Mil veces intenté demostrarte que no eras lo que aparentabas y que muchos a tu alrededor ya se habían dado cuenta y habían intentado, al igual que yo, hacerte ver que las cosas no eran como tu cabeza te las presentaba. No entiendo como puedes soportar tu vida sin darte cuenta que con el tiempo te desintegras, que las cosas empeoran en tu vida y que cada vez se vuelve más difícil que algún día puedas remediar todo el mal que has hecho por tan solo creerte más de lo que en verdad vales. No supe como lograr que te dieras cuenta de tu realidad, y la verdad es bueno lo logré, pero al final de todo, pude darme cuanta que sería la misma vida quien te enseñe el verdadero lugar que tienes en esta tierra y que todas esas personas que tienes a tu lado, quizá en algún momento se terminaran yendo de tu vida, de la misma manera en la que lo hice yo.

No te das cuenta, pero estás quedando solo porquero te has dado cuenta de la actitud que tienes y el tipo de persona en la que te has convertido. No tengo la mínima idea de como eras antes de convertirte en una persona tan pesada, que algún día, sino cambias, nadie soportará.

Te quise, eso no es mentira, pero la verdad me cansé de estar a tu lado viendo como el amor por ti mismo crecía más rápido que el amor que yo te tenía, sino que al contrario, tu vanidad hacia que mi amor se fuera secando, hasta lograr que un día despertará y me diera cuenta que ya no sentía nada por ti, y darme cuenta que estaba preparada para decir adiós y despedirme para siempre de ti. Es todo lo que te diré, y espero que no sea demasiado tarde cuando te des cuenta que no eres todo lo que tú piensas ser.



     Compartir         Compartir