Mis días sin ti son una eternidad, las manecillas del reloj simplemente no quieren caminar, la soledad es un interminable silencio que espera a que la rompas con tu voz, y dentro de mí un gran vacío me absorbe, me he quedado como la muñeca de la caja musical que no tiene quien le de cuerda, me siento entumecida a esta realidad que transcurre frente a mí, a este sol que veo brillar, pero que no me deja sentir su calor.

De pronto regresas con un par de pretextos tontos a los que no presto atención por el gusto de que estés de nuevo junto a mí, cuando vuelves a mi lado, todo comienza a regresar a la normalidad, sobreponiéndome al miedo vuelvo a confiar en ti para ser feliz, parece que todo se ha resuelto, todo está bien, y cuando menos lo espero te vuelves a ir.

Un nudo en la garganta hace que me trague mis palabras, palabras que quiero pronunciar, pero que lastiman cada vez que quiero hablar, hay una opresión en mi pecho, como si mi corazón me advirtiera que en algún momento dejará de latir.

Por eso escribo esta carta, para decirte aquello que con palabras no puedo, no puedo por tu imponente presencia, y porque simplemente a tu lado me pierdo a mí misma, quiero pedirte que te decidas de una vez, no creo merecer ser este juego por el que me has tomado, sabes que siempre he sido sincera, fiel y cariñosa contigo, no creo haberte dado una razón para que me hagas sufrir así, pero si tengo que decidir entre perderme o perderte voy a apostar por mí, aunque mi mundo duela tanto cuando no estás aquí.

Si voy a perderte hoy, solo te pido que sea la última vez, necesito aprender a vivir sin ti, porque esta intermitencia tuya me tortura, me rompe, me quema, ya no quiero pedirte que te quedes si no es lo que realmente quieres, avanza hacia donde marque tu camino, y si es lejos de mí, puedes irte, pero ya no regreses nunca, porque esta despedida con puntos suspensivos a la que me tienes acostumbrada, solamente me fragmenta el corazón.

Si vas a irte está bien, pero será la última vez, porque si no soy capaz de decirte “NO” cuando intentes volver, simplemente no me volverás a encontrar, en el fondo no quiero perderte, pero si te vas este será nuestro punto final.

 

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir