Sabes muy bien que no soy una persona que cree en las segundas oportunidades, también he visto que aquel que la hace una vez la vuelve a hacer, es por eso que cuando alguien me ha fallado jamás lo he vuelto a ver, no me gusta desperdiciar mi tiempo en casos perdidos y sobre todo no quiero ver como mis sentimientos son tirados a la basura como si no valieran nada.

Lo más normal para mí en estos casos sería al igual que aquellos que me fallaron en el pasado te enviara al baúl de los recuerdos malos, pero he visto algo diferente en ti, algo que me hace dudar, he visto un profundo remordimiento y dolor en tus ojos cuando admitiste que estabas viéndote con alguien más, parecías en la medida de lo posible sincero, y eso me consterno, regularmente las personas cuando son descubiertas se ponen a la defensiva o incluso se ponen agresivos y tratan de hacerse ellos las víctimas, son unos patanes sin escrúpulos que se molestan por no poder seguir saliéndose con la suya.

Pero tú eras diferente en ese momento, en verdad salieron lágrimas de tus ojos cuando te dije que no quería volverte a ver, y una parte de mí me gustaría preguntarte porque si en verdad me amabas lo hiciste, otra al mismo tiempo no quiere saber más del asunto, todo esto sumado a tus innumerables intentos por hablar conmigo y a todas esas tardes en las que te has quedado enfrente de mi casa esperando a que yo salga o entre porque les dije a mis padres que me negaran si preguntabas por mi o llamabas.

Mirándote desde mi ventana he visto el sufrimiento que estas pasando, debo de aceptar que los primeros días que te veía sentado y solo enfrente de mi casa me daba hasta gusto, se sentía bien que supieras lo que habías perdido, pero después de esa tarde lluviosa en la que a pesar de estar empapado te quedaste ahí esperando, esa tarde en verdad me partió el corazón, y entendí que yo tampoco disfruto de verte sufrir, que aún me sigues interesando, que en pocas palabras te sigo amando, y debe de ser lo normal, porque no me has dado tiempo de superarte, porque a pesar de haberte mandado al diablo sigues siendo parte de mi vida al ver todos los mensajes que me mandas, al mirarte sentado frente a mi casa.

Es por eso que voy a hacer algo de lo que muy probablemente me voy a arrepentir, voy a darte esa segunda oportunidad que nunca antes había otorgado, por eso espero que tomes una foto mental del estado en el que te encuentras ahora que me has perdido, porque te aseguro que volverá a parte si me vuelves a fallar, y esta ocasión por más que me ruegues, busques y llores no te volveré a perdonar.

Autor: Sunky

 



     Compartir         Compartir