Se necesita tener un concepto fiel de la persona que somos para poder exigir lo que nos merecemos de verdad, se necesita un estudio personal, introspectivo, intenso, pero después de entrar en contacto con nuestro yo interior podemos llegar a la conclusión de lo valioso que cada uno de nosotros somos, podemos ser más objetivos a cerca de nuestras virtudes y limitantes, limitantes que la mayor parte de las veces son solo barreras en nuestra mente, sin una relación con la realidad, sin un fundamento de carácter fuerte.

Todos somos iguales, en lo profundo, no debería haber personas más o menos dignas de experimentar todo lo que la madre naturaleza nos da, todos somos dignos de un amor verdadero, de un acompañante comprometido con el mismo y contigo, todos somos dignos de tener más que de sobra para vivir, para un techo, para unas vacaciones, para uno que otro lujo y para divertirnos, ante el universo todos somos iguales, somos nosotros los que nos clasificamos, calificamos y etiquetamos, los que nos ponemos limites, con absurdas ideas dejamos de vivir, por aquello que los demás consideran correcto o no.

Hoy te invito a conocer a la persona más maravillosa del mundo, a ti, date un buen tiempo de conocerte, de platicarte, de crear un plan de vida y de re definir prioridades, pídele al mundo a manos llenas, y de igual manera hazlo con el amor, no te conformes con lo que te quieran dar, exige un amor tan puro y fuerte como el que eres capaz de ofrecer, busca una manera de salir adelante en aquellos baches que has caído, rompe los esquemas de la persona que hasta ahora has sido, “Nada cambiará, a menos de que cambies tu primero”, se tú el motor de tu vida, y de ti misma saca las fuerzas para salir de la rutina que ahora llevas.

Tienes todo lo que necesitas para ser feliz y plena, te tienes a ti, y si eres capaz de conocerte de manera profunda, podrás ser más atinada en tus decisiones, en tus búsquedas, en tus exigencias y en todo aquello que ofrezcas, sea amor, trabajo, compañía o alguna otra cosa más.

No somos perfectos, nadie lo es, pero si sabes lo que vales, busca lo que mereces, siempre, todo aquel que te diga que estás loca, que pides mucho, que estas alucinando, no te conoce y no sabe lo que vales, por eso es tu tarea más importante nunca dejar que las otras personas te den un valor, por el contrario, enséñales tu a valorarte de la manera correcta, y siempre se feliz.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir