No creas que vivo como una chica perdida que ya no tiene suficientes motivos para encontrar la felicidad, se me ha acabado el tiempo a tu lado pero no se me han acabado las opciones, tengo mucho que hacer aún y me encanta la sensación de libertad, me gusta tener la oportunidad de ser yo quien tenga que elegir al adecuado, esta vez no soy yo la opción, esta vez no seré la opción de alguien con nada más que testosterona en la cabeza, esta vez seré yo quien tenga la lista en la mano para poder decidir si quiero o no, con toda la libertad de una fémina que sabe lo que quiere, que no teme y que busca la comodidad de sí misma.

Esta vez que has decidido irte de nuevo, no me afecta como las otras tres que me la aplicaste de la misma forma, con la experiencia se aprende de a poco y por fin he aprendido la lección por fin me importa un comino si te vas y contrario a eso me importa demasiado si te quedas pues al quedarte nuevamente me haces la vida imposible, yo ya no tengo ganas de tener que lidiar contigo jamás. He visto mil cosas, he visto hombre que se desviven por una mujer de sus sueños, he visto corazones que se deshacen y se reconstruyen de nuevo; en un sólo movimiento con la ayuda del tiempo. Es por eso que nunca volveré a sentirme derrotada y sin opciones; no de nuevo.

Woman writing love letter with ink

Yo no voy a llorar como una chica desconsolada, estoy muy ocupada para eso. Tengo que levantarme desde temprano para poder convencerme que todo esta bien, que tengo el valor para recuperarme del terror que me da salir sola a la calle como una nueva mujer, espero que puedas entender que las personas tienen vida propia, que no dependen de los antojos del corazón o del cuerpo, con eso espero que entiendas bien que no puedes tener el pretexto de decirme que el cuerpo mantiene sus propias necesidades porque eso no es cierto, la mente no puede mandar en las necesidades del corazón, las cosas no funcionan así pues el cuerpo es uno sólo y tú no tienes ninguna ventaja. 1

Yo no tengo la intención de lamentarme por lo que ha pasado, lo único que ahora mismo busco es darte un poco de suerte pues la que te espera no es poca cosa, sufrirás como nunca y querrás hacerme culpable de eso.



     Compartir         Compartir