Dices que me amas, lo dices muchas veces, lo repites tanto que en algún momento llegue a creerte, pero el amor cuando de verdad se siente se vive ardientemente, deja huellas tan grandes que nadie puede dudar que en verdad estuvo ahí, el amor es algo intangible, pero que cuando existe penetra hasta la última célula de tu cuerpo y te revoluciona por completo, el amor es algo que no puede ocultarse, y a duras penas en momentos puede contenerse.

Eso es lo que creo acerca del amor, pero el amor que tú me ofreces es algo completamente diferente, algo que se vive solo en ocasiones, que tiene sus tiempos de descanso, que se aburre en momentos y en otros regresa todo alocado, es un amor que carece de constancia, y al mismo tiempo deja un sinsabor en los labios, es algo que preocupa, que siempre te hace preguntarme si mañana me seguirás amando, ese amor que tú me das no se parece al que yo conozco, no se parece al que yo quiero, y definitivamente no es un buen cimiento sobre el cual construir algo más importante, más eterno.

Quiero un amor para toda la vida, uno que sea una constante y no tan esporádico, quiero algo sobre lo cual poder sujetarme cuando lleguen las dudas, cuando lleguen los momentos de debilidad, quiero algo que pueda realmente sentir con firmeza, quiero un amor verdadero, un amor que queme, un amor que sea capaz de llevarme a tocar el cielo, la pregunta es si eres tú capaz de darme un amor como el que yo quiero, si te gustaría llevar algún día lo nuestro hacia algo mucho más trascendente, o si simplemente quieres acompañarme por un tiempo, para después despedirnos y ser uno el recuerdo del otro.

Quiero comprender lo que pasa por tu mente y como te sientes, pero sobre todo quiero saber si el amor que te propongo es algo que seas capaz de crear, de vivir, de sentir, algo que te guste tanto como me gusta a mí, me gustaría que fueras tu capaz de amar de esta manera que te digo, pero si no lo eres tendré que despedirme cuanto antes, la vida es corta, y no tiene caso seguir buscando donde sabes que nada encontrarás.

Quiero que me ames, pero quiero que lo hagas sin restricciones, sin horarios, sin comas, sin puntos. Quiero que escribamos nuestra historia juntos llena de exclamaciones, quiero que sobre todo siempre exista un sentimiento de estabilidad en lo que sentimos el uno por el otro, y en base a ese sentimiento lidiar con todos los problemas que seguramente el algún momento llegaran, si nuestro amor es sincero, fuerte y constante, los superaremos unos con menos trabajo que otros, pero al final nada nos podrá separar.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir