Vuelves aquí, pidiéndome que te perdone, jurando que te equivocaste, que nunca más volverá a pasar, dices que todo ocurrió en un momento de debilidad, que casi al instante supiste la verdad, entendiste que no hay besos que se puedan comparar, que no hay nadie que te haga sentir que vale la pena el mundo, que estando juntos estas en el mejor lugar.

La verdad me duele mucho asimilar que rompiste la ilusión de mantener intacto este amor,  que lastima me da saber que tarde te diste cuenta de todo el daño que tu engaño me provocó.

La verdad creo que será muy difícil volver a creer, volver  a confiar en tus palabras, en que nunca más volverá a suceder.

La verdad es que no sé si pueda lidiar con los celos que me provoca el pensar que cuando no estás conmigo,  estas con alguien más, la verdad no sé si sea sano volverlo a intentar, quizá sea momento de ponerle un punto final a la historia, antes de convertir nuestra vida en un infierno que nos termine hundiendo en la soledad

Te juro que te amo, pero no soy tan fuerte, este dolor me impide avanzar, sabes que te quiero, pero en este caso, esta primero mi dignidad.

Por supuesto que te perdono, pero tu engaño nunca lo podré olvidar.

Te deseo buena suerte, espero que aprendas la lección, espero que entiendes que hay errores que tienen consecuencias, consecuencias que tienen un alto precio por pagar.

 

Autor:    Señorita Libélula.

 

 



     Compartir         Compartir