Ser mujer no significa ser el sexo más débil, significa fortaleza, entrega, sensibilidad e inteligencia. Porque una mujer no solo puede hacer cosas en las que se requieran fuerza física sino que también se enfrenta a decisiones en las que necesita esa fortaleza en el corazón para tomar la mejor decisión. Una mujer si se lo propone puede sacar a su familia sin la ayuda de nadie, sin la ayuda de un hombre que este a su lado.

Ser mujer significa entrega, entrega de todo lo que hay en sus manos para salir adelante a pesar de cualquier problema, entrega al esforzarse y cumplir cada una de sus metas a pesar de las criticas, a pesar de todas esas cosas que se dicen sobre las mujeres. Se entrega pero no deja de ser delicada, de ser un dama.

Ser mujer no significa feminismo, no significa ser madre, no significa ser ama de casa. Ser mujer significa enfrentarse a diferentes tipos de problemas por su propia cuenta, significa enfrentarse a pruebas en el camino en las que en ocaciones no habría nadie a su lado para ayudarle a pasarlas. Ser mujer significa tener sensibilidad en el corazón y poner a su familia y seres queridos antes que ella. Ser mujer significa ser delicada con cada una de las cosas que hace para ella y para todos los que le rodean. Ser mujer significa unión, amor y responsabilidad.

Ser mujer no significa debilidad de mente o ignorancia. Ser mujer no significa cocinar, limpiar y permanecer en un hogar como ama de casa. Una mujer puede ser tan inteligente o más que el hombre. Una mujer puede estudiar y crecer en lo laboral sin la necesidad de estar a lado de alguien. Una mujer tiene la capacidad de crecer laboralmente y convertirse en líder. Una mujer sabe cuando es el momento adecuando para hablar, para defender, para apoyar, para decir no o decir si. Una mujer sabe recapacitar, sabe meditar en cada una de sus decisiones y tiene la capacidad de tomar sus propias decisiones sin la espera de concejo porque sabe razonar entre lo que esta bien y mal.

Una mujer puede ser la raíz de un hogar porque sabe como administrar cada uno de sus tiempos, porque sabe como ser organizada con cada uno de sus compromisos y sabe como sacar adelante cualquier necesidad. Una mujer sabe cuidar, sabe estar al pendiente de todos sus seres queridos, sabe dar amor sin pedir nada a cambio, sabe cuando parar y cuando debe seguir caminando.

Una mujer sabe lucir bien para cada una de las ocaciones sin tener que lucir sensual porque una mujer no la definen sus curvas o su rostro. Una mujer sabe vestirse y ser modesta pero lucir lo suficientemente sensual. Una mujer no se vende ni saca provecho de su cuerpo porque una verdadera mujer sabe trabajar con sus propias manos, porque una mujer sabe como luchar por lo que quiere usando su inteligencia, su sentido común y cada una de sus virtudes.



     Compartir         Compartir